lunes, 30 de marzo de 2015

Por qué y para qué participo en las internas del Frente para la Victoria porteño

Carlos Oviedo Jefe de Gobierno, y junto a Nadra, por LA CHE, Francisco
Giardineri y Daniela Eyriey.

Para los que no me conocen, me llamo Alberto Nadra. Milito desde los 13 años. Fui dirigente estudiantil y sindical; miembro del Comité Central del Partido Comunista y director de su semanario hasta mi renuncia, en 1989.

En los años ’70 fui uno de los fundadores de las Juventudes Políticas Argentinas (JPA) y jefe de Redacción para la agencia cubana Prensa Latina durante la dictadura, labor que me valió el premio de la Organización Internacional de Periodistas (OIP), por la defensa de los derechos humanos en ese período.

Soy docente universitario y periodista. Jamás ocupe un cargo público ni fui candidato por ningún partido. Sin embargo, he decidido aceptar la invitación a participar en las PASO del Frente para la Victoria (FpV), como candidato a legislador por la agrupación LA CHE, en la lista Espacio Abierto-ALUVION.

Para los que me conocen, nada debo agregar. Todos saben que sigo siendo marxista; que jamás aflojé y que no vacilé en poner en juego mi libertad y mi vida para defender a muchos compañeros en la Argentina y en el mundo.      

Digo con esperanza a mis ex camaradas, y compañeros de militancia de las Juventudes Políticas Argentinas de los 70, que la izquierda que no bajó sus banderas dirá presente con sus hombres y mujeres en una lista combativa para participar de la interna del Frente para la Victoria, junto a peronistas combativos y radicales probados, que tampoco renuncian a sus ideales nacionales y populares.

No se trata de un rayo en cielo sereno. Es el fruto de más de un cuarto de siglo de reconstrucción y construcción de muchos compañeros quienes, como yo, fueron raleados de los espacios públicos, pero jamás de la lucha.

Asumimos este nuevo compromiso en un contexto de hechos políticos y desafíos más abarcativos en la ciudad y en la Nación, donde nuevamente se disputa si se continúa construyendo la Patria hacia el futuro o se retrocede de manera nefasta hacia la restauración conservadora.

No me mueve resentimiento alguno, y con mis compañeros pretendemos ser parte de una construcción que no niegue la historia, pero que sea luz de lo nuevo que debe nacer y no de lo viejo que ya murió.

Nuestro país nunca dejó de necesitar una izquierda que entienda los procesos de cambios estructurales como “creación heroica” de nuestros pueblos, con humildad y respeto. Hoy, después de una ardua tarea, comenzamos a ver los primeros frutos.

Somos la izquierda que construye y no se diluye. No nos disfrazamos de lo que no somos. Somos, simplemente, quienes somos. Del mismo modo en que lo éramos cuando decirlo significaba perder la libertad y, para cientos de los nuestros, la muerte. Y sólo en tanto sigamos siendo podemos visualizar la construcción de una nueva identidad en este siglo XXI. Una que nos contenga, junto a otros afluentes del pensamiento y la lucha del campo popular.

Más de 12 años han pasado desde que un hombre  me convocó a la formación de un frente nacional y popular, encabezado por un peronismo que recuperara el compromiso con los humildes, y sus banderas de Justicia Social, Independencia Económica y Soberanía política. Pero también con activo protagonismo de fuerzas y personalidades no peronistas, para lograr un modelo de producción y trabajo contrario al neoliberal.

“Si este compromiso se lleva a los hechos, estamos ante una ineludible oportunidad para quienes buscamos una alternativa distinta en el país”, declaré ante la agencia Télam aquel caluroso 5 de febrero de 2003, luego de visitar al entonces gobernador de Santa Cruz, y candidato presidencial, Néstor Kirchner. Y de ese modo, aunque las encuestas lo ubicaban muy por debajo de un dígito, manifesté mi apoyo y el mis compañeros. Porque “La opción es vagar entre el principismo testimonial y la observación críticamente académica de los hechos, o embarrarse en la construcción de un espacio que conjugue la voluntad de tantos malheridos por las sucesivas derrotas y frustraciones del campo popular, y de mi generación en particular, para incidir en los acontecimientos y crecer en el proceso”.
Alberto Nadra y Carlos Oviedo

Mucha agua corrió bajo el puente desde entonces, incluidas zancadillas con tufillo macartista de personajes menores de este proceso histórico que, como todos, los tiene, y con poder.

El proceso que inició Kirchner en el 2003 avanzó con decisión en la promesa de lograr un modelo de producción y trabajo contrario al neoliberal que nos llevó a esta situación. Pero no logramos (lo digo en plural) concretar el segundo compromiso: su convocatoria a la formación de un frente nacional y popular con participación de fuerzas y personalidades no peronistas.

Los candidatos de LA CHE en la lista Espacio Abierto-ALUVION (Francisco Giardineri y Daniela Eyriey) acompañamos a  Néstor en 2003, mientras que otros se encargaban de llamar a votar en blanco, o a diferentes candidatos, aunque ahora posen de cruzados del proyecto nacional y popular, que ostenta el liderazgo de Cristina.

Bienvenidos fueron cuando llegaron, y respetados son hoy. Pero no admitimos que ninguno pretenda juzgar desde la obsecuencia el compromiso con el proyecto nacional y popular de los que pusimos el cuerpo y las ideas desde el primer momento. Sin abandonar nuestras críticas ni nuestro reclamo por el “Siempre más”; convencidos que no podemos consolidar lo conquistado sin avanzar con decisión en lo que falta.

El enfoque que nos permitió, en esa ocasión, estar seguros de que Néstor podía ser presidente de los argentinos, e iniciar un proceso de transformaciones inéditas en nuestra historia, es el mismo que, en estas elecciones, nos permite afirmar que Carlos Oviedo implica la posibilidad de un profundo cambio en la presencia del Frente para la Victoria en la Ciudad y, particularmente, dentro del peronismo, en cuya ala combativa milita hace tantos años.

Aluvión Ciudadano, la Agrupación Vallese y La Che enfrentamos al neoliberalismo depredador en la Ciudad, en algunos casos, avalado en la legislatura por varios de los que votamos para oponerse. Nosotros impulsamos la REVOCATORIA DE MANDATO DE MACRI Y VIDAL, a través de un referéndum, como contempla la Constitución porteña, en intensas jornadas militantes en parques, plazas y calles, promoviendo la democracia directa y el protagonismo popular. Mientras tanto, el resto de las fuerzas del campo nacional y popular en la ciudad se limitaban a observar u oponer una mezquina mirada sobre lo factible; a veces con la ilusión de fortalecer a un adversario para debilitar a otro.

“A la derecha ni un tantico así”, advertimos parafraseando a nuestro Che. No se puede dejar crecer a la derecha. Tampoco, confiar en las maniobras de cúpulas, ni desconocer que la participación popular es la manera de frenar al neoliberalismo. Hoy enfrentamos las consecuencias, y la presentación de nuestra lista implica esa crítica, pero con la mano tendida a nuestros compañeros de las otras listas, y un único compromiso: con la defensa del presente y con las conquistas futuras.



Seguros de que la Ciudad es la primera batalla para enfrentar la restauración conservadora que expresa el acuerdo de la derecha de la UCR y el PRO, los candidatos que integramos la lista Espacio Abierto-ALUVIÓN, unimos nuestros esfuerzos para un nuevo camino de construcción política colectiva, de profunda vocación frentista y transformadora.
Lucia Medina y María José Lubertino, candidatas a legisladoras porteñas, a la
izquiera de Oviedo, a la derecha Belem Sarubbi y Nadra.


miércoles, 25 de marzo de 2015

La cuota de veneno de Clarín

Clarín busca generar derrotismo y engañar
acerca del fraternal debate dentro del FpV

    Mientras dedica un minúsculo avance en tapa a los cientos de miles de compañeros que ayer marchamos para conmemorar el trágico 24 de marzo de 1976 y ratificar nuestro compromiso con las banderas de nuestros compañeros caídos, hoy Clarín inocula su cuota de veneno diario, tratando de alimentar el derrotismo y ubicando falsos ejes en el debate del Frente para la Victoria.

    Ignacio Ortelli, en la nota que ilustra este breve comentario sostiene tres argumentos para apuntalar ese objetivo:

          1.- Desde el mismo título fija el primero: “Recalde no despega en los sondeos y crece el temor en las filas K”.

      La presencia del FpV, de los siete candidatos a jefe de Gobierno y las nutridas columnas del kirchnerismo porteño en la marcha, desmienten totalmente este enfoque, viciado de inicio. Recalde es uno de los precandidatos a jefe de Gobierno, que de ganar las internas será apoyado por todos los que integramos las restantes listas, con la misma convicción con que hoy marcamos matices políticos y metodológicos con los otros  precandidatos, tanto a jefe de Gobierno, como a legisladores, pero aún con mayor decisión: para nosotros en estas PASO del 26 de abril, y sobre todo en las Generales del  5 de julio se juega la posibilidad de dar una lección al intento de Restauración Conservadora que encarna Macri, ahora con el aval de la derecha de la UCR.

        2.- “Si la Ciudad ha sido un territorio hostil para el kirchnerismo, incluso en los tiempos de mayor fortaleza del Gobierno, la decisión de Cristina de abrir el juego y no tener un candidato único para contener a los sectores no peronistas que confluyen en el frente para la victoria, generó un escenario de mayor debilidad”, dice el escriba del matutino de los Noble-Magnetto.

     Falso de toda falsedad. El FpV, que ha promovido la inclusión más amplia que se recuerde en décadas, y que llevó esa decisión de abrir camino a la participación al seno de los partidos políticos, promoviendo y sancionando las PASO ha sido consecuente con su prédica y permitido la participación del más amplio espectro de sectores internos dentro del Frente, que demuestran inédita democracia, su pluralismo y dinamismo. Esta es la estrategia adecuada sin duda alguna, promoviendo el debate y la participación más amplia de la militancia. En todo caso, si como lista Espacio Abierto-ALUVION tenemos algo para criticar es no haber ido a fondo con ella, tema para el que todavía cabe una corrección: el piso del 25% fijado por la Junta Electoral para poder participar de la integración final de las listas expresa lo viejo de la partidocracia liberal, y no lo nuevo de la práctica que ha promovido el proyecto nacional y popular.  No es coherente con la generosa apertura a la participación, un piso que implica que para lograr un puesto simbólico en la lista final conformada se necesiten unos 90.000 votos, más que para imponer un legislador en las elecciones generales. Con un piso del 25% como condición para participar en el ballotage, por ejemplo, Néstor Kirchner no hubiera sido Presidente en 2003, iniciando el fantástico proceso de transformaciones que vive nuestro país. En todo caso, repetimos, si hay una limitación es de falta de profundización de la estrategia elegida, y no su adopción.

       3.-El Tercer dardo envenenado que lanza Ortelli, incluye el intento de poner cuñas entre los compañeros que participamos fraternalmente en este debate hasta el 26 de abril: "Al menos eso considera un sector del FpV”, nos dice con la impunidad del anonimato, pero luego reiterar su tesis y expresar SUS deseos: “No fue una buena estrategia. Así como están las cosas, somos terceros cómodos”.

     Lamentamos adelantarle que lejos de su esperanza, este debate fortalecerá profundamente al FpV, gane quien gane tendrá que considerar los aportes programáticos y contemplar las constructivas diferencias que expresamos las distintas listas, e incorporarlas total o parcialmente el día 27 de abril. Y, luego del “ensayo general” de movilización realizado hasta entonces, estamos convencidos, absolutamente convencidos, que tendremos más fuerza, muchísima más fuerza, convicción y espíritu de pelea, voto por voto, para darle esa lección que necesita y necesitamos darle al macrismo, llegar a la segunda vuelta, y mostrar al país el infierno disfrazado de paraíso que vende el marketing macrista, con la ayuda del descarado blindaje con que los medios opositores protegen al procesado jefe del DesGobierno.

martes, 24 de marzo de 2015

No olvidamos. No nos reconciliamos

En la marcha, junto a los nuestros. Memoria, Verdad, Justicia.

Con Carlos Oviedo y Lucía Medina. Junto a nosotros, los dos hermanxs de
 Carlos desaparecidos, mis primos y mis camaradas secuestrados y asesinados.

Ahora, parar a Macri. Detener el intento de restauración conservadora
.

sábado, 21 de marzo de 2015

Parar a Macri y la restauración conservadora

Este 24 de marzo tenemos que convocar a impedir el plan del PRO, la derecha
de la UCR y la Coalición Cívica para con Macri imponer la restauración
conservadora en el país.


No vivimos un 24 de marzo más.

El pacto antipopular de la UCR y el PRO puso en marcha el más peligroso intento de restauración conservadora, incluida la abierta impunidad para los genocidas proclamada por Macri, quien anunció que pretende “terminar con el curro de los derechos humanos”.

Como siempre recordamos y honramos a nuestros 30.000 compañeros detenidos-desaparecidos y sus familias, a nuestros asesinados y martirizados.

Como siempre nos movilizamos por la Memoria, la Verdad y la Justicia, sabiendo lo mucho que hemos avanzado en ese camino, un trecho tal vez inimaginable 12 años atrás en los  juicios a los genocidas, pero conscientes que la resistencia en la corporación judicial y los dueños del poder es permanente, casi brutal cuando de juzgar a los responsables civiles y económicos y por juicios a los crímenes de la triple A, que también fueron de lesa humanidad.

Como siempre estamos jugados en la defensa de nuestros pibes, que sufren el poder punitivo de la policía y las fuerzas represivas, todos los días en los barrios, cuando son víctimas del gatillo fácil; y levantamos con el gobierno nacional  y popular lo hecho por los derechos humanos actuales, para exterminar la pobreza extrema, para avanzar irreversiblemente en la conquista de una vivienda digna, la educación de calidad, el protagonismo popular y la democracia participativa.

Pero este 24 de marzo requiere como nunca de todas nuestras fuerzas individuales y colectivas, pues vienen por  las conquistas obtenidas durante la democracia y estos 12 años de gobierno de clara definición nacional y popular.

En estos meses se juega buena parte del destino de nuestra Patria, de generaciones de argentinos que no estamos dispuestos a que nos roben nuevamente la esperanza, ya no con un golpe de estado clásico, pero sí con la restauración conservadora más brutal.

El peligro es concreto.

No se trata de teorizar en abstracto sobre nuestra ideología y los sueños de nuestros compañeros asesinados.

Se trata de defender la posibilidad de seguir soñando, construyendo una Argentina mejor para todos los que la quieran, particularmente para los humildes y vulnerables.

La Unión Cívica Radical acaba de arriar una vez más las banderas de Hipólito Yrigoyen y los intentos de Raúl Alfonsín, para impulsar en cambio una nueva y reaccionaria Unión Democrática con la empresa partidaria de Macri; y llevarnos así a una la brutal desnacionalización y deterioro humano, a fin de revertir el proyecto nacional y popular encabezado por Néstor y Cristina Kirchner.

Nosotros, que alertamos, sin ser escuchados, a nuestros compañeros sobre la necesidad de frenar el avance conservador, local y nacionalmente,  mediante el reclamo constitucional de lograr la REVOCATORIA DE MACRI Y VIDAL, mediante un referéndum que juzgara su política de violación permanente de la Constitución, de represión brutal como en el Borda, de abandono criminal de los ciudadanos en las inundaciones, la escuchas ilegales a dirigentes populares y familiares de la AMIA, decimos que ya no es tiempo de especulaciones.

Cualquier duda o inmovilismo puede ser fatal. No es tiempo de especular nuevamente, sino de sumar al mayor número y diversidad de porteños a esta lucha a favor de la recuperación de la ciudad, de su espacio público, para que la democracia participativa profundice los derechos y la inclusión social. Pero también para darle una lección a este agresivo intento PRO-UCR para imponer la restauración neoliberal en la Argentina, de la mano de Mauricio Macri, el representante más genuino de la derecha antipopular y la sumisa antipatria extranjerizante.

Este 24 de marzo de 2015 debe ser el inicio de una batalla por la conciencia de los porteños, sin restar a nadie, sumando a todos los sectores y corrientes nacionales y populares, contra este grave contubernio para llevar a nivel nacional la política de restauración neoliberal ya aplicada en forma desastrosa en lo social por el macrismo en la Ciudad de Buenos Aires.

Es, a su vez, parte del enfrentamiento contra una ofensiva del imperio y las oligarquías locales, tal vez la más brutal, aunque adaptada a la época, desde la noche negra que ahogó en sangre la rebelión setentista de la Patria Grande.

Eso fueron y son los golpes encubiertos contra los presidentes Zelaya en Honduras y Lugo en Paraguay, los fracasados intentos de voltear a Evo Morales en Bolivia, o a Rafael Correa en Ecuador;  las conspiraciones para derrocar al Comandante Hugo Chávez y, actualmente a Nicolás Maduro en Venezuela, así como la descarada y orquestada ofensiva contra Dilma en Brasil y el permanente hostigamiento contra Cristina Kirchner en Argentina. Pretenden, nuevamente, ahogar todo atisbo de profundización democrática o justa distribución de la riqueza en el cono sur.

No se trata, siquiera, de una cuestión fuertemente ideológica, sino que Washington no soporta gobiernos que no se sometan a sus directivas. Estados Unidos es más peligroso hoy, cuando teme perder su hegemonía, que en tiempos de expansión de su imperio.

No vivimos un 24 de marzo más.

Es el día del redoblar el combate continental contra la restauración conservadora.
Es el día de redoblar la lucha por todas las banderas que mantuvimos en alto estos años, muchas de las cuales empezaron a transformarse en conquistas que no nos dejaremos arrebatar.


Es el día de tomar partido en la confrontación electoral porteña de abril y julio, parte de una pulseada en la que nos va nuestra suerte como pueblo y Patria,  y que tendrá en octubre una definición ineludible: Patria o Colonia, Liberación o Dependencia.

domingo, 15 de marzo de 2015

Carta Abierta al compañero Mariano Recalde



Tengo todo el respeto que se merece el compañero Mariano Recalde, a quien las corporaciones atacan diariamente por representar la recuperación del kirchnerismo de Aerolíneas Argentinas, y por ubicar nuestra línea de bandera entre las 22 compañías más importantes del mundo, además de permitir, nuevamente, luego de la entrega menemista, su papel como gran “conector” de la Argentina, uniendo ciudades vitales para nuestro desarrollo económico y cultural, algo que no aparece en los “balances” de los economistas liberales.

Mayor aún, es mi respeto y amistad, forjada en la lucha, con los compañeros que acompañan su lista, o que con distintos jefes de Gobierno concuerdan en la de legisladores.

Sin embargo nos duelen profundamente algunas definiciones y omisiones volcadas en un reportaje de Tiempo Argentino del domingo 15 de marzo, tal vez fruto de una larga charla que fue sintetizada por cuestiones de espacio, pero dejó un peligroso vacío para quienes competiremos fraternalmente con nuestras ideas y propuestas metodológicas en las PASO del próximo 26 de abril.

Durante 2014, La CHE, junto a los compañeros de Aluvión Ciudadano y la Agrupación Vallese impulsamos con decisión y militancia cuerpo a cuerpo la REVOCATORIA DEL MANDATO DE MACRI Y VIDAL, logrando un referéndum para que decida el conjunto del padrón electoral, y ganando o perdiendo, asestarle un golpe decisivo  a la derecha explícita en la Ciudad, y tal vez irrecuperable, en ese momento, para sus pretensiones de gobernar el país.

No esperábamos nada de la supuesta “oposición” nacional, y su expresión porteña. Nos dolió profundamente que nos dejaran solos nuestros compañeros de lucha del proyecto nacional y popular, algunos de ellos preocupados por el crecimiento de Massa y pensando que el macrismo podría sacarle votos. Otros subestimando el peligro, o tal vez disminuyendo el carácter profundamente democrático y de protagonismo popular que ofrecía la propuesta, por otra parte constitucionalmente contemplada en el artículo 67 de la avanzada Carta Magna de la Ciudad, entre cuyos redactores estuvo nuestro candidato a Jefe de Gobierno, el combativo peronista y sanitarista Carlos Oviedo. Pese a la soledad, las zancadillas de la “Justicia” y el hostigamiento del macrismo, superamos las 130.000 firmas de ciudadanos porteños, con domicilio en la Ciudad, DNI y demás exigencias, y sólo suspendimos ante la superposición que nos impuso el adelantamiento de las PASO por parte de Macri. No fueron avales para una organización, aclaramos, sino para una propuesta política.

Por eso nos duele, aún más, que el compañero Mariano Recalde omita en ese reportaje bases fundamentales del pedido de Revocatoria, y de los delitos (sí, delitos) de Mauricio Macri y su gobierno que lo fundamentaron: el brutal ataque a médicos y enfermos del Borda, las escuchas telefónicas ilegales (que incluyeron a dirigentes populares, familiares de la AMIA y hasta su propia familia, por intereses particulares) o los muertos por la inundaciones.

Si los medios opositores al gobierno nacional ignoran conscientemente estos (y muchos otros) hechos para blindar al macrismo, y nosotros no los ponemos sobre la mesa, ¿con que armas combatiremos el destructivo legado que hoy reivindican Larreta y Michetti?

Queremos incluir a gente que hoy el macrismo excluye. Y además pensamos que lo que el PRO hizo bien, podemos mejorarlo, nuestra diferencia es que nosotros podemos hacer cosas que el macrismo nuca podrá”, dice el compañero Mariano. Compartimos la primera y la última definición, aunque en un caso da la impresión de que se trataría de incluir “mas” (o sea que algo incluye) ciudadanos, y en el último que el macrismo quiere pero no puede, cuando no quiere nada de lo que nosotros queremos. Pero es el segundo el que no comprendemos: ¿Cuáles son las cosas que hizo bien Mariano? Bastantes nos “venden”, sin que hayan ocurrido los funcionarios y los  medios adictos.

Sin embargo, lo que más nos duele como compañeros de muchos años de lucha es la pregunta del periodista y la respuesta de Mariano:

–Si analiza a los cinco candidatos del FPV, ¿quién es el que mejor representa el proyecto kirchnerista?
–Los cinco expresamos al kirchnerismo, pero me siento el mejor candidato, quien mejor lo expresa y además el que más fuerza tiene para darle pelea al macrismo en Buenos Aires.

¿Cinco candidatos, Mariano? La Junta Electoral del Frente para la Victoria oficializó siete candidatos a Jefe de Gobierno, uno de los cuales es el médico y sanitarista Carlos Oviedo, un apellido que es historia en el peronismo porteño. Pero que también es trayectoria y presente: congresal del PJ, renunciante ante el indulto menemista; miembro de Intransigencia y Movilización Peronista; cofundador del Fredejuso junto a Germán Abdala; convencional constituyente en 1994; director del Hospital Ramos Mejía; director del Hospital Gandulfo, designado por Néstor Kirchner; principal referente de Aluvión Ciudadano y en proceso de diseño revolucionario de una medicación para el Mal de Chagas, que diezma a millones de argentinos y hermanos de la Patria Grande.

¿Y si el candidato que no existe gana las PASO o tiene un papel destacado, que sin duda lo tendrá? Y aunque así no fuera, ¿por qué ningunear a un compañero, Mariano?

No te quepa duda Mariano, disputaremos voto por voto la voluntad de los compañeros porteños para un proyecto superador, política y metodológicamente, del que parece haber abandonado la Ciudad al gorilaje antipatria. Sin embargo, si los compañeros te honran con el triunfo estaremos sin vacilaciones apoyándote en esta patriada para recuperar fuerza política en la Ciudad.  Y, para eso, Mariano, ayudaría mucho contar, al menos, con el mismo respeto que te manifestamos.

Un Saludo fraternal

Alberto Nadra 

Un día triste para el campo nacional y popular

La decisión puede significar el divorcio definitivo de la UCR y
el movimiento nacional y popular

Eso significa la entrega de la UCR al proyecto antipopular del PRO, decidido por mayoría, rechazado con abierta indignación y fuerte resistencia de la juventud y lo mejor del partido, en la noche del sábado.

Siempre los movimientos nacionales y populares, y su eslabón más débil, el instrumento electoral que utilizan, han sido cercados para cooptarlos por el establishment y la derecha.

Sucedió co
n el radicalismo, en su desencuentro trágico con el pueblo en 1945, o su coqueteo con los golpes militares; sucedió con el peronismo ante la proscripción de Perón, o la "expectativa esperanzada" de los burócratas ante el Onganiato, mientras el pueblo peronista desarrollaba y combatía desde la Resistencia y jalones de lucha como la CGT de los Argentinos.

La UCR ha caído de nuevo en la trampa, llevado de la mano por la misma derecha que abandonó a Yrigoyen frente al golpe del 30, la que comandó la Unión Democrática, y la que combatió abiertamente todo medida de corte popular y antimperialista de Raúl Alfonsín, para finalmente apoyar el golpe de mercado que lo obligó a dejar el gobierno. 



Como señalara el escritor y periodista Roberto Mero, “El PRO no es un partido sino una empresa que es, justamente, lo contrario de una organización partidaria. Un partido, términos del siglo XX, es una formación político-social basada en una ideología, que difunde un programa y que elige a las personalidades capaces de difundir la primera y aplicar la segunda. El PRO es una empresa con una estructura corporativa de tipo holding, sin otra ideología que el beneficio de cada corporación y cuyo programa son los dividendos de cada grupo integrante de la corporación. El holding corporativo tiene un líder, elegido por un grupo gerencial donde el único desacuerdo es como obtener más partes del mercado. y ganar así puesto de dirección en la estructura gerencial. En la fase de concentración de la empresa-PRO, las alianzas pasan por la cooptación de los grupos menores del holding para absorberlos. No a una ideología ni a un programa, sino a sus estructuras de gerenciación. Sarkozy trato de aplicar la logica del holding y partido empresa y fracaso. Pineira hizo lo mismo y fracaso y otro tanto le ocurre a Rajoy. La Merkel hizo otro tanto y termino cediendo al SPD (socialdemócrata) alemán, para evitar el derrumbe del conjunto del holding. La dirección de la UCR busca puestos en la dirección corporativa del holding-PRO que dirige Macri, creyendo que lo que se juegan son puntos en la Bolsa: esto explica la confesión de Sanz hablando de beneficios e instalación de la UCR. En esta sociedad la UCR ofrece al holding su línea de distribución, persuadida que el hecho de tener llegada al consumidor-elector barre el incierto de la venta (es decir, el consumo del producto por parte de los clientes). En los hechos, retrasan de un siglo al sostener la idea de un mercado cautivo, que no solo no existe sino que es antinómico con la libertad de elección (del votante-cliente) que buscan propagandizar”.

Un acuerdo con la derecha descarnada de la Argentina, representada por Mauricio Macri, golpea fuertemente a los radicales que siguen las tradiciones de Yrigoyen y Raùl Alfonsìn, le da fuerza y animo para INTENTAR enfrentar las conquistas del proyecto nacional y popular, y puede significar el divorcio definitivo de la UCR y el movimiento nacional y popular. 

domingo, 8 de marzo de 2015

Oviedo, Lubertino y Nadra en la Ciudad

Los precandidatos a Jefe de Gobierno y diputados porteños para
 las PASO  del FPV

En los primeros minutos de este domingo 8 de marzo, el apoderado del Frente Aluvión Ciudadano, Raúl Agranatti, salía de la sede del PJ Capital, sede de la Junta electoral del Frente para la Victoria, con el rostro desbordado por una sonrisa de triunfo y el V de la Victoria en su mano alzada en medio del aplauso de su compañeros,
De esta manera, quedaba concretada la inscripción de la lista ESPACIO ABIERTO para participar en las internas (PASO) del Frente para la Victoria, el próximo 26 de abril de 2015, cuando se elegirán los candidatos que disputaran la jefatura de Gobierno, renovación parcial de los diputados a la Legislatura de la CABA, y comuneros.
Cumplidos todos los requisitos legales exigidos, la lista estará encabezada por el médico psiquiatra y sanitarista, Carlos Oviedo como pre candidato a Jefe de Gobierno; la titular del Observatorio De Personas con Discapacidad de la Nación, María José Lubertino; el escritor y periodista Alberto Nadra referente de LA CHE; y la militante social y los derechos humanos Lucía Medina, y Alejandro Tiscornia, en el tope de la lista a diputados por la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, en primero, segundo, y tercero y cuarto lugar, respectivamente. Se destaca el fuerte posicionamiento de la lista en la Comuna 8, Villa Lugano, histórico bastión del peronismo, y centro de atención de las próximas elecciones, donde encabeza un nombre de apellido histórico: Belén Sarubbi, miembro de la Agrupación Vallese, periodista, y delegada de lxs estudiantes de Derecho de la Universidad de las Madres de Plaza de Mayo.
Algunos datos sobre los principales referentes:
CARLOS OVIEDO: Precandidato a Jefe de Gobierno. Médico psiquiatra y sanitarista, de la escuela de Ramón Carrillo. Con una extensa trayectoria en el peronismo combativo, fue congresal del PJ y renunció con motivo del Indulto menemista a los genocidas. Luego, fundador, junto a German Abdala, del Fredejuso. Ex Convencional Constituyente y Director de los hospitales Ramos Mejía (CABA) y Gandulfo (Lómas de Zamora). Actualmente encabeza una investigación sobre una medicación para la cura del Mal de Chagas, y un proyecto integral interdisciplinario para enfrentar el flagelo. Referente de Aluvión Ciudadano.
MARÍA JOSÉ LUBERTINO: Precandidata a diputada en primer lugar. Abogada. Docente en Derecho de la UBA y defensora de los DDHH y la igualdad de Género; ex Presidente de INADI durante las gestiones de Néstor Kirchner y Cristina Fernández de Kirchner; ex diputadas nacional, legisladora porteña y Constituyente en 1996, Vicepresidente del FRENTE GRANDE Capital.
ALBERTO NADRA: Precandidato a diputado en primer lugar. Periodista y escritor de extensa trayectoria en la izquierda argentina; cofundador de las Juventudes Políticas Argentinas (JPA) en la década del '70. Distinguido por la Organización Internacional de Periodistas (OIP) por su labor por los derechos humanos (1979) y Premio “Héctor Oesterheld” (2003). Referente de LA CHE.
LUCIA MEDINA: Precandidata a diputada en tercer lugar. Militante social y de los derechos humanos. Actualmente en la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación.
ALEJANDRO TISCORNIA: Precandidato a diputado en cuarto lugar. Integrante de PropAMBA, Coordinador de Planeamiento Participativo. Fundador de la Plaza Madres del Pañuelo Blanco (Saavedra). Discutió desde el 98 el manejo sobre los residuos y el reciclado, acompañando diversos grupos de recicladores. Promovió y coordino otras luchas sobre problemáticas sociales y urbanísticas. Programa de Radio "La voz de las Comunas"