lunes, 17 de agosto de 2015

Vidal, la “gran mentira blanca”, que pueden convertir en realidad



Días antes de las PASO consideré, en un post en esta misma página,  que la derecha esta construyendo un “muleto” ante el deterioro político de (Marta) Gabriela Michetti, y como complemento a la instalación y blindaje  que brindaron durante años a Mauricio Macri: María Eugenia “Mariu” Vidal.

 ¿Un ejemplo? Ninguna crítica al PRO,  ni lucha en la CABA, de las que hubo un promedio de 100 diariamente, protagonizadas por los vecinos durante todo el año, tuvo repercusión: represión de la Metropolitana; destrucción de edificios históricos; negociados inmobiliarios y nula construcción de viviendas sociales; liquidación de espacios verdes; de la educación y la salud pública.

Pues bien, luego de los resultados redoblaron la fuerza de lo que ya habían iniciado para posicionar a “Mariu”, seguidora fiel de Horacio Rodríguez Larreta, que la incorporó al “Grupo Sophia” y la llevó al PAMI de la Alianza. También de su mano, estuvo en la Secretaría de Desarrollo Social, su especialidad, en 1998, en el gobierno de Carlos Menem.

Clarín, nota  del 16 de agosto de 2015, firmada por Julio Blanck, aporta argumentos en ese sentido: “Nadie la vio venir. En las PASO del último domingo ella, “no sacó ni 20 ni 25 puntos, hizo el 29, 43, y con 2.263.430 votos fue la candidata a gobernador más votada. Tuvo la capacidad fundamental de pescar casi todos los votos de Macri, de Sanz y de Carrió. Al día siguiente se puso unas lindas botas y se fue a recorrer barrios inundados, como le cuadra a todo candidato que conoce su negocio.Si los planetas se alinean, los Reyes Magos existen y el voto opositor migra y se concentra, Macri puede estar en el balotaje y ella puede terminar siendo gobernadora. O peleando la elección hasta el último voto”.

Muchos deseos y sorprendente cantidad de mentiras en siete líneas.
Solo queremos marcar la que es, sin duda, tomada por el establishment para establecer esta nueva “esperanza blanca”, que lo será, en caso que no enfrentemos cada uno de las falacias conque bombardean diariamente.

Tomemos sólo una de ellas: la “excelente”, “impactante”, “sorprendente” cantidad de votos de Vidal.

Pues bien, aunque tampoco nos alegre, son los votos de Macri y sus aliados radicales de “Cambiemos”.

Los promotores de la figura de Vidal, en este caso Blanck, omiten decir que si bien hubo tres candidatos presidenciales de “Cambiemos”, hubo solo una candidata a gobernador.


Por lo tanto, si los tres candidatos sumaron 2.375-617 votos, la sorpresa hubiera sido que superara esos votos. No solo no lo hizo, sino que Vidal pierde poco más de 100.000, exactamente 112. 277. Cifra nada despreciable por cierto. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario