domingo, 26 de junio de 2011

El Hilo de la Vida


Seguimos con nuestra selección dominical de Tres mil historias de frases y palabras que decimos a cada rato, de Héctor Zimmerman, Editorial Aguilar

La idea de que la existencia humana es una madeja que se deshace a medida que se vive era común entre los antiguos griegos. Las tres hermanas a cargo de esa labor fueron llamadas Parcas por los romanos, quienes conservaron los nombres griegos que figuran en Homero: Cloto, Láquesis y Átropos. A Cloto (cuya traducción es hilandera) se la representa con un ovillo en la mano, pasando la punta del hilo a la hermana que le sigue, Láquesis, encargada de que el hilo corra según el destino asignado a cada uno desde el momento de nacer (Láquesis quiere decir distribuidora). Finalmente, cuando la tercera hermana lo indica, Átropos, presente siempre con una tijera en la mano, corta el hilo de la vida (el nombre de ésta última significa la inflexible, porque nadie, ni los mismos dioses, pueden detenerla). En los días actuales, los nombres de estas tres funestas hermanas han quedado en el olvido y sólo se habla de la Parca en los poemas solemnes o en alguna conversación de humor negro. Pero aún solemos decir que la suerte de alguien “está pendiente de un hilo”. Como si una hebra del mito asomara de pronto con su cuchicheo de tijeras.

sábado, 25 de junio de 2011

Un Gallego Rebelde en la Patagonia


La creencia que los lideres de la huelga eran anarquistas puede haber nacido en que todos, los que eran y los que no, estaban contenidos en la FORA. El joven comunismo tuvo como política que sus militantes sindicales estuvieran en esa central, como el "gallego" Soto, lìder de la Patagonia Rebelde. Interesante aporte historiográfico y para la polémica de Lois Pérez Leira, dice Isidoro Gilbert en la "Ñ" de hoy, donde comenta un libro del argentino, radicado en Galicia, participante en trascendentes investigaciones sobre la identidad de los represores de la dictadura de 1976.

Antonio Gonzalo Soto Canalejo fue el gran dirigente de la huelga de los peones de Santa Cruz en 1921, lucha sangrientamente reprimida por lo que se conoce como la Patagonia Rebelde, notablemente reconstruida y narrada por Osvaldo Bayer.

En Galicia desde hace tiempo se rastrean las vidas y luchas de sus hijos que fueron a la inmigración que culminan en documentales o en libros. Uno de estos medios es el que utilizó Lois Pérez Leira, nacido en Argentina para su libro: “Antonio Soto, desde el Ferrol hasta el fin del mundo”.

Forma parte de las " CRONICAS DE LA EMIGRACIÓN", una serie de libros editados por el Grupo de Comunicación Galicia en el Mundo, editorial dedicada a la información periodística destinado a los españoles que residen en el exterior. Sus relatos se leen en castellano y en gallego, en un mismo ejemplar. La empresa publica el periódico "Galicia en el Mundo". Esta línea de titulares que fueron presentados en la reciente feria del Libro cuenta con la colaboración de la Dirección General de la Ciudadanía española en el exterior. La serie intenta rescatar la memoria histórica de la vida y obra de los emigrantes españoles: ya se editaron libros como “Desaparecidos Españoles en la argentina", “Ramón Suárez Picallo, primer diputado de la emigración”, el texto que se comenta y otros.

Bayer había rastreado los orígenes y gran parte de la trayectoria de Soto como la de otros luchadores de la rebeldía patagónica. Lois Pérez la profundiza no solamente sus raíces familiares sino que aporta nuevos datos que esclarecen más sobre la ideología y pertenencia política de Soto. Así, asegura que Soto se afilió en Buenos Aires al Partido Socialista Internacional, PSI, más tarde Partido Comunista, y por testimonios familiares supo que tuvo relevante presencia durante la Semana Trágica de enero de 1919.

Lois Perez sostiene que Soto debió escapar de las persecuciones policiales por su actividad durante ese conflicto y lo hizo hacia la Patagonia. “Mi cuñado y su hermano Paco -nos cuenta Pedro Molina, cuñado de Soto- tuvieron que esconderse en un tanque de agua que estaba vacío, para evitar que fueran detenidos y asesinados. Los grupos de la Liga Patriótica los estaban buscando para vengarse de su participación en la Semana Trágica. Después de algunos días de ocultamiento, Antonio decidió marcharse para el sur patagónico, hasta que pasara el terror establecido”.

Es así como Soto se embarca rumbo al sur argentino. “Contacta seguramente en el viaje con una compañía de teatro española que iba haciendo representaciones por los puertos patagónicos” pero no serán las tablas el interés del personaje. Bayer ha relatado minuciosamente la situación de los peones de las grandes estancias, en general propiedad de británicos, que es el panorama que encontró y conmovió al joven gallego cuya foto con gorra y vestimenta de ciclista ha pasado a la posteridad. Es la que le permitió a Luis Brandoni representar al personaje en La Patagonia Rebelde.

Pérez en cambio no opina como Bayer que Soto, y varios huelguistas como el fusilado Argüelles hayan sido anarquistas. Aporta para ello varios testimonios de familiares, y especialmente un recorte del diario comunista La Internacional del 22 de marzo de 1922: “Se hallan en Buenos Aires una cantidad de camaradas que han tomado participación directa en los sucesos del sur, y que han sido traídos a esta capital en calidad de deportados. Ellos nos han facilitado datos que, hoy reunidos, damos a la publicidad dada la importancia de los mismos. Además, hace pocos días hemos tenido oportunidad de conversar extensamente con el compañero Antonio Soto conocido ya por nuestros lectores por el reportaje que le hicimos con motivo del conflicto anterior. Soto estuvo entre nosotros a comienzo del año pasado, traía entonces la delegación del Sindicato de (Río) Gallegos ante el Congreso de la Plata (se refiere al de la FORA), representación que, por los términos en que se le había conferido, lo obligaba a sostener en dicho Congreso la adhesión incondicional a la Internacional Sindical Roja (dependiente de la Internacional Comunista). Cuando el retornaba a Gallegos, llevaba consigo todos los elementos necesarios para la propaganda comunista y para la creación de una agrupación de nuestro partido en aquel lugar. Y, efectivamente ni bien llegara inicio los trabajos respectivos; pero las exigencias de la lucha sindical que día a día acentuaban su carácter de lucha, le absorbieron el tiempo. Más aun: se disponía ya a una gira de propaganda sindical cuando los acontecimientos, que luego se desarrollaron en forma trágica, precipitaron las cosas, de tal manera que hubo necesariamente de suspenderla. Las declaraciones realmente sensacionales que nos ha hecho Soto, tienen importancia especial, puesto que el ha sido unos de los que más participación activa han tomado en los acontecimientos. Son palabras, no son solo de un testigo ocular, si no las de un actor de suma responsabilidad…”

Un informe de José Penelón a La Internacional relata la huelga de los peones rurales de Santa Cruz afirma que en la “dirección de ese movimiento había afiliados al PSI” y que el Comité Ejecutivo “contribuyó con recursos materiales de importancia a salvar de la reacción capitalista al líder más conocido de esa huelga –afiliado al partido…”

Como se sabe, tras la derrota de la huelga Soto huyó con un grupo de peones a Chile. En el país vecino, constata Lois Perez, amen de su vicisitudes personales y pasionales, sus vínculos con los comunistas chilenos, su respaldo a la línea del Frente Popular, su relación amistosa con Salvador Allende o su actividad en sociedades de amistad con la URSS, actitudes que no se corresponden a la de los anarquistas. No es un argumento, pero si es un dato el hecho de que su hija Isabel haya sido integrantes de la juventud comunista de Chile.

El intercambio epistolar con su madre da algunas pistas más sobre Soto. En las cartas que Pérez reproduce señala un vínculo directo con el Partido Comunista argentino, dando a entender que su madre conoce claramente esta relación. En todas las referencias la palabra “Partido” está escrita en mayúscula, dándole mayor importancia en el texto. En la emitida en Santiago el 9 de febrero de 1930 escribe a su madre: “De viaje a Mendoza, mamá, el otro día estuvo en casa un amigo de esa del Partido (sic) y va a ir a tu casa en cuanto le mande la dirección. Pues bien, este muchacho va a averiguar lo tocante a mi situación en cuanto a lo de Santa Cruz, pues debes saber que las autoridades me dieron por muerto, porque los diarios publicaron que había muerto. Así te tienen que averiguar en esa mi situación y lo va hacer el Partido”.

La creencia que los lideres de la huelga eran anarquistas puede haber nacido en que todos, los que eran y los que no, estaban contenidos en la FORA. El joven comunismo tuvo como política que sus militantes sindicales estuvieran en esa central. Interesante aporte historiográfico y para la polémica de Lois Pérez Leira.

viernes, 24 de junio de 2011

¿Qué hay detrás de la decisión de Obama de retirar las tropas de Afganistán ?


El presidente Barack Obama anunció su decisión sobre cuántos soldados deben retirarse de Afganistán antes del 1° de julio, su auto-impuesta fecha límite para -como él mismo dijo en diciembre de 2009- "iniciar la transferencia de nuestras fuerzas hacia fuera de Afganistán".
En aquella ocasión hizo la promesa en un discurso en el que anunció el "aumento" adicional de 33.000 soldados en aquel país devastado por la guerra. Desde que asumió a principios de 2009, la administración demócrata ha triplicado el tamaño de la fuerza militar norteamericana desplegada en Afganistán que ahora asciende a casi 100.000 soldados.
En el año y medio que pasó desde que Obama pronunció su discurso él y otros funcionarios norteamericanos han tratado de minimizar la importancia de la fecha límite de julio de 2011, subrayando que es sólo el comienzo de un proceso que será determinado por las condiciones imperantes en Afganistán y en base a consultas con los comandantes militares.
Sin embargo, las encuestas indican que las dos terceras partes de los estadounidenses se oponen a la guerra y casi tres cuartas partes quieren ver una retirada "sustancial". Con los costos de la guerra que se incrementaron a $ 2 mil millones por semana, en medio de incesantes recortes en el gasto social doméstico, la atención se ha centrado inevitablemente en la fecha límite.
El Pentágono ha dejado en claro que quiere restringir la retirada a un número simbólico de tropas de apoyo mientras mantiene intacta la fuerza de combate en Afganistán, por lo menos en las “temporadas de combate” de este verano y el del próximo año, cuando los grupos armados talibanes y otros que se oponen a la ocupación encabezada por Estados Unidos lancen su ofensiva militar. El secretario de Defensa Robert Gates, quien dejará su puesto a finales de este mes, ha insistido públicamente en que cualquier retirada será "modesta" y que los Estados Unidos no "corren hacia las salidas" en Afganistán.
Los principales miembros del Congreso, incluyendo a algunos republicanos, han pedido un retiro más acelerado. El senador Carl Levin, demócrata de Michigan que preside el Comité de Servicios Armados del Senado, ha abogado por sacar 15.000 efectivos militares el próximo mes, incluyendo a las tropas de combate.
La propuesta de Levin todavía dejaría un 85% de la fuerza norteamericana en Afganistán, un total de 50.000 de los 65.000 soldados adicionales que Obama envió al país desde principios de 2009.
Mientras que los medios de comunicación han centrado su atención en este debate público más bien limitado, en Washington entre bastidores, funcionarios de Estados Unidos están llevando a cabo dos series de negociaciones que arrojan luz sobre los verdaderos objetivos de esta guerra de casi una década de antigüedad.
El secretario de Defensa Robert Gates confirmó en una entrevista televisada el domingo que los negociadores de Estados Unidos están en conversaciones con los representantes del movimiento islamista talibán, cuyo régimen fue derrocado por la invasión de Estados Unidos hace 10 años en 2001.
Al mismo tiempo, Estados Unidos ha llevado al Consejo de Seguridad la propuesta de separar las sanciones internacionales impuestas a los talibanes de las que se aplican a Al Qaeda. El embajador de Washington ante la ONU, Susan Rice, elogió la medida, calificándola de "una herramienta importante para promover la reconciliación", que enviaría "un mensaje claro a los talibanes de que hay un futuro".
Teniendo en cuenta que en los últimos años varios de los comandantes de Estados Unidos entregaron conteos fuertemente inflados con víctimas civiles inocentes, de presuntos miembros del Talibán muertos o capturados, esta promesa de que hay un "futuro" puede parecer incongruente. Durante casi una década el público estadounidense ha escuchado a los políticos y generales equiparar a los talibanes con Al Qaeda e insistir en que la guerra se está luchando para derrotar al terrorismo y prevenir otro 9/11 en territorio norteamericano.
A pesar de que las negociaciones han comenzado, Gates subrayó que esto no significa que debe haber ninguna tregua en las operaciones militares de Estados Unidos. "Creo que los talibanes han de sentirse bajo presión militar y empiezan a creer que no pueden ganar sino están dispuestos a tener una conversación seria", dijo Gates a la CNN.
Por lo tanto las tropas norteamericanas seguirán a matar o morir en Afganistán pero ¿para qué? La pretensión de que están defendiendo a los Estados Unidos de los ataques ha perdido toda credibilidad.
El segundo conjunto de negociaciones cuasi-secretas se están llevando a cabo con el régimen del presidente Hamid Karzai, apoyado por Estados Unidos, buscando un acuerdo de asociación estratégica que asegure el acceso del Pentágono y la OTAN a bases militares permanentes en suelo afgano. En medio de las conversaciones públicas que habla sobre los retiros, continúan las conversaciones privadas con vistas a mantener las fuerzas estadounidenses en Afganistán durante las próximas décadas.
El sábado, cuando una delegación de Estados Unidos enviada a negociar este acuerdo estratégico llegó a Kabul, el presidente Karzai pronunció un discurso televisado a nivel nacional en el que criticó a los Estados Unidos y sus aliados de la OTAN. "Ellos están aquí para sus propios fines y están usando nuestro territorio para eso", dijo Karzai, quien también denunció a las fuerzas de ocupación por matar a los afganos y degradar el medio ambiente del país, incluso mediante el uso de municiones de uranio empobrecido.
La protesta de Karzai es un pálido reflejo de la abrumadora hostilidad popular entre los afganos a la fuerza de ocupación liderada por Estados Unidos, que el presidente títere y sus compañeros temen justificadamente que podrían destruirlos.
Al mismo tiempo Karzai y su camarilla temen que los acuerdos de Washington están tratando de lograr una presencia militar norteamericana a largo plazo en Afganistán, incluyendo el hecho de que las negociaciones unilaterales con los talibanes podrían terminar en la prescindencia de sus servicios.
Al igual que los regímenes anteriores en Afganistán, Karzai está cada vez más tratando de encontrar el equilibrio entre Washington, cuyas tropas y dinero lo mantinen en el poder, y los rivales regionales de Estados Unidos, que están cada vez más cautelosos respecto a los objetivos estratégicos de Estados Unidos en la región.
Por lo tanto la semana pasada Karzai asistió a la reunión de la Organización de Cooperación de Shanghai, en Kazajstán, donde los principales miembros de la OCS, China y Rusia, consensuaron una resolución llamando a un Afganistán "independiente y neutral", una declaración inequívoca de oposición a una continua presencia militar norteamericana en el país.
Las tropas estadounidenses están combatiendo y muriendo en Afganistán no para derrotar al terrorismo ni para defender la democracia. El objetivo real de esta guerra es asegurar para el imperialismo norteamericano una base de operaciones para proyectar su dominio sobre esta región de Asia Central, rica en energía, y para controlar las rutas de oleoductos que canalizan esta riqueza natural hacia el oeste.
Habiendo fracasado en lograr este objetivo tras 10 años de guerra y la ocupación, Washington se enfrenta a una creciente oposición de sus rivales estratégicos de la región, sobre todo China y Rusia. El inmenso sufrimiento e inestabilidad causada por este sucio estilo colonial, la guerra en Afganistán amenaza cada vez más con extenderse hacia un enfrentamiento regional y mundial mucho más amplio, de peligros incalculables para los trabajadores en todo el planeta.

martes, 21 de junio de 2011

¿Viento de cola o viento en contra?


Interesante reflexion de Norberto Colominas acerca del famoso "viento de cola", muletilla común para desmerecer los logros del actual gobierno, a la que personalmente ya nos hemos referido en este blog.

La oposición política ha difundido la idea de que el fuerte crecimiento de la economía argentina que se viene produciendo desde 2003 a la fecha es producto del “viento de cola” de la economía mundial, lo que de ser cierto quitaría méritos a la tarea del gobierno. Veamos de qué se trata.

Las economías de los países emergentes crecen --en promedio-- tres veces más que las del llamado Primer Mundo, tanto que el 80 por ciento del crecimiento de la economía mundial se da en aquellos países. En los emergentes el crecimiento anual va del 5 al 15 por ciento del PBI, según los casos. En los desarrollados, del 1,5 al 3 por ciento.

Lo que mejor ilustra sobre las corrientes del capitalismo actual son las razones de inversión. Por ejemplo, el HSBC destinará u$s 106 millones en los próximos tres años para invertir en la Argentina. El banco británico tomó esa decisión porque valora “el potencial económico de largo plazo, más allá de la coyuntura, a partir de la perspectiva de valorización de sus commodities”, es decir de la agricultura de exportación (Jorge Castro, “Clarín”, 19/6/11).

El 98 por ciento del aumento de la población ocurrirá en los países emergentes. Esto significa que la población actual de 6.900 millones de habitantes llegará a 9.000 millones en 2050, según cálculos de la ONU. La población mundial crece entre 75 y 80 millones por año.

En las dos décadas últimas unos 200 millones de campesinos chinos pasaron del campo a las ciudades. Otros 300 millones lo harán de aquí a 2030. Cada semana 350 mil campesinos se instalan en las ciudades, una cifra mayor que todos los habitantes de La Rioja.

Una consecuencia directa de lo anterior es el rápido aumento de la demanda alimentaria. Además, China e India, los dos países más poblados del mundo, carecen de tierras fértiles sin utilizar y deben sobrellevar una crónica falta de agua. Ambos aumentarán sensiblemente sus importaciones de alimentos, lo que beneficiará (ya lo hace) a países como la Argentina, Brasil y Australia. No se trata, entonces, de ningún viento de cola sino de una consecuencia del crecimiento demográfico de la periferia.

En realidad, la Argentina tiene que afrontar un viento de frente: una persistente fuga de capitales que disminuye sus posibilidades de inversión. A diferencia de lo que ocurre en países vecinos como Brasil, Chile y Uruguay, se calcula que permanecen en el exterior unos u$s 200.000 millones propiedad de argentinos, es decir un valor superior al pico máximo de la deuda externa (lo que, de paso, explica para qué fue utilizado estructuralmente el endeudamiento). Sólo desde 2003 hasta hoy se fugaron u$s 60.000 millones. De no existir esta fuga la Argentina tendría la mayor tasa de inversión de toda Sudamérica, puesto que tiene la mayor tasa de ahorro interno.

Esto nos diferencia claramente de Brasil. Allá, una burguesía industrial y una cada vez más fuerte burguesía agraria comparten un proyecto desarrollista de nación; aquí, una fuerte burguesía agraria a la que no le interesa el desarrollo (y que casi no genera empleo) mantiene subordinado a un conglomerado industrial en vías de recuperación, que sí genera empleo pero que depende de la protección arancelaria para sobrevivir.

La conclusión es evidente: la Argentina no ha crecido a favor del viento de cola, sino a pesar del viento en contra. No es poco mérito.

domingo, 19 de junio de 2011

El Maestro Ciruela


Seguimos con nuestra selección dominical de Tres mil historias de frases y palabras que decimos a cada rato, de Héctor Zimmerman, Editorial Aguilar.

Decimos que alguien es un “maestro ciruela” cuando se empeña en dar a todos lecciones sobre asunto que conoce poco y mal. La expresión, que viene muy bien para etiquetar pedantes, nada nos informa acerca del maestro ciruela, salvo que “quiere enseñar y no tiene escuela”. En realidad, la frase original no guara ninguna relación con el ciruelo. Se refiere al pueblo de Siruela, una localidad de Extremadura (España), situada a 200 kilómetros de la ciudad de Badajoz. Ninguno de los 300 mil siruelenses que hoy la habitan sabe algo acerca de las tribulaciones del personaje. Si fue la falta de edificio escolar o un conflicto docente ocurrido hace siglos lo que lo dejó pegado al dicho. Lo cierto es que el maestro Ciruela –como se lo llamó después—ha quedado como el prototipo del sabelotodo que no sabe nada. Como el inmerecido portador de un apelativo frutal. Como un fantasma extremeño que anda por el mundo tiza en mano en busca de un lugar con pizarrón.

domingo, 12 de junio de 2011

El huevo de Colón


Seguimos con nuestra selección dominical de Tres mil historias de frases y palabras que decimos a cada rato, de Héctor Zimmerman, Editorial Aguilar.

No fue Colón el que originalmente figuraba en esta frase sino el florentino Filippo Brunelleschi (1377-1446), constructor de la monumental cúpula de Santa María dei Fiore. Así consta en el relato del historiador Giorgio Vasari, cuyo libro sobre los artistas del Renacimiento explica cómo y porqué Filippo empleó un huevo en su argumentación. La cúpula de Santa María presentaba tantas dificultades que muchos maestros la dieron por imposible. No así Brunelleschi, quien en una reunión con sus competidores se comprometió a realizarla. Cuando le pidieron ver su maqueta, Filippo se negó. Tomó en cambio un huevo y propuso que la obra se ajudicase a quien fuera capaz de pararlo sobre la mesa. Fracasaron todos. El. entonces golpeó suavemente la punta de huevo y, al aplastarlo, éste se mantuvo firme. La protesta fue unánime: cualquiera podía hacer algo tan simple. Con una sonrisa, Brunelleschi replicó que su idea era también simple y que, si la revelaba, todos podrían llevarla a cabo. Las soluciones obvias suelen resultar las que menos se advierten, significa el célebre dicho. El arquitecto fiorentino reemplaza aquí al almirante genovés. Y lo único de la frase que queda en pie es "el huevo"... de Brunelleschi.

sábado, 11 de junio de 2011

Mejor no vivir en el "primer mundo" XI: Obama más a la derecha


Uno tras otro los Estados de la Unión están impulsando políticas de ajuste neoliberal ortodoxo y esta semana el propio presidente Barack Obama dio a conocer detalles de su plan para recortar drásticamente las regulaciones económicas, como parte del esfuerzo para eliminar todas las restricciones a la actividad de las grandes empresas.El esquema desregulatorio de la Casa Blanca forma parte del giro hacia la derecha de la administración demócrata iniciado a raíz del resultado electoral del año 2010.
El jefe de la Oficina de la Oficina de Información y Ajustes Regulatorios, Cass Sunstein, se convirtió en el vocero de esta política, apelando a todo el léxico disponible de la ultraderecha americana. Sostuvo que su trabajo tiene el objetivo de "salvar los dólares del sector privado y desbloquear el crecimiento económico mediante la eliminación de regulaciones injustificadas".


Uno de los aspectos de la política desregulatoria del gobierno demócrata tiene su epicentro en la Occupational Safety and Health Administration (OSHA), la oficina del gobierno federal que se encarga de la supervisión de los accidentes de trabajo. Sunstein dijo que las nuevas normas "eliminarán más de 1.9 millones de horas anuales de carga redundante de información a los empleadores y ahorrarán más de $ 40 millones en costos anuales. Las empresas ya no cargarán con la obligación de llenar formularios [de accidentes de trabajo] innecesarios del gobierno".
El informe 2011 de la AFL-CIO llamado “Dead on the job" señala que "en el 2009, según datos preliminares de la Oficina de Estadísticas Laborales, 4.340 trabajadores murieron en el lugar de trabajo, un promedio de 12 trabajadores todos los días, y se estima que 50.000 murieron a causa de enfermedades profesionales. Se informaron más de 4,1 millones de lesiones relacionadas con el trabajo y las enfermedades, pero este número subestima el problema. La cifra real de lesiones en el trabajo es de dos a tres veces mayor -cerca de 8 a 12 millones de lesiones y enfermedades laborales cada año”.
Como se detalló en la reciente investigación sobre el desastre minero de Upper Big Branch, donde 29 operadores de carbón murieron en abril de 2010, las empresas violan rutinariamente las precauciones básicas de seguridad, poniendo diariamente en peligro la vida y la seguridad de los trabajadores.
La Casa Blanca no hace más que sumarse a la oleada de ajustes presupuestarios que recorre todo el país y que, contradictoriamente con la política de ataque directo a los trabajadores que manifiesta Cass Sunstein, hacen un recorrido lateral y se dirigen primariamente contra el sistema educativo.
El 1° de julio próximo comienza el nuevo año fiscal y las legislaturas estatales están trabajando a toda velocidad para alcanzar acuerdos bipartidistas alrededor de nuevos presupuestos ajustados, con el argumento de reducir los déficit que abruman las economías interiores, cuando en realidad solo buscan establecer un marco estratégico de políticas que les permita aumentar el margen de ganancias de las empresas en medio de la crisis.
En Texas el acuerdo bicameral se alcanzó el 16 de mayo imponiendo drásticos recortes a la educación, la salud y otros servicios sociales.
Hay preocupación en los sectores de la clase política texana porque la alternativa de imponer despidos masivos y cierre de colegios, hospitales y hogares de ancianos, dejaría sin tocar una suma considerable de dinero en efectivo del Rainy Day Fund, el fondo estatal para prevención de tornados, que asciende a 9 mil millones de dólares. El gobernador republicano Rick Perry, un desacomplejado agente de los multimillonarios, ya anunció su oposición a cualquier proyecto de ley que incluya gastos del Fondo de Reserva, a pesar de haber utilizado previamente dinero del fondo en sus propios proyectos.
Si bien ambas cámaras de la legislatura estatal están dominada por los republicanos, los demócratas no han puesto ninguna oposición seria al recorte de los programas sociales.
Muchos distritos escolares locales están anticipando recortes de fondos estatales de miles de millones y han propuesto despidos del personal y otras reducciones en los programas. Algunos distritos escolares se quejan de que están siendo forzados a efectuar tantos despidos que están cerca de sobrepasar la cantidad máxima de estudiantes por maestro permitida por la ley.
En cuanto a la educación superior, los recortes a los subsidios a la universidad, a las becas y a otros programas de ayuda supondrán una suba en las matrículas. La Universidad Tecnológica de Texas, una de las más grandes universidades del Estado, ya dijo que efectuará 800 despidos este año, cerca del 5% de su plantilla total, como resultado de los recortes de fondos. Otras universidades también anunciaron despidos y aumentos de matrículas.

Por su parte el presupuesto del gobernador demócrata de Nueva York, Andrew Cuomo, prevé un recorte de $ 1.3 mil millones a la educación, al mismo tiempo que elimina la llamada “sobretasa” a los millonarios, reintegrando 5 mil millones de dólares a los bolsillos de los grandes empresarios.
La Unión de Maestros del Estado de Nueva York ha dicho que habrá 13.500 empleados despedidos. La Alianza para la Calidad de la Educación reportó que el 88% de los 700 distritos está despidiendo a personal escolar, como consejeros, bibliotecarios y ayudantes y profesores.
Por su parte, el Estado de Nevada lidera los indicadores estadounidenses de desempleo, bancarrotas y ejecuciones hipotecarias y tiene un déficit presupuestario que asciende al 54% del presupuesto total del Estado, el porcentaje más alto de la nación.
Brian Sandoval, el recientemente asumido gobernador republicano ha propuesto un presupuesto de $ 5.8 mil millones para los próximos dos años, una partida idéntica a la del período 2007-2008. Planea reducir la educación K-12 (inicial, primaria y secundaria) en $ 270 por estudiante y también la educación superior por un monto total de $ 162 millones de dólares.
Este recorte de $ 162 millones de dólares propuesto por Sandoval implica dos opciones: si se efectúa a través de despidos supone la eliminación de 1.850 profesores y otros puestos de trabajo del personal; para cubrirlo mediante aumentos de matrícula habría que incrementar, en el caso típico de la Universidad de Nevada, Las Vegas (UNLV), las cuotas de los estudiantes desde los actuales $ 6.574 a $ 10.744, un incremento de más del 60%.
Ya se han hecho recortes importantes a la educación superior en Nevada. El presupuesto de la Universidad de Nevada en Reno se ha reducido en $ 44 millones, un 20% desde el año 2009, resultando en el despido de más de 100 profesores y empleados y la eliminación definitiva de 400 puestos, más la clausura de veintitrés programas de licenciatura y el aumento del 28% en el valor de la matrícula. Con la nueva propuesta de presupuesto deberán eliminarse los programas de teatro y danza, así como el programa de licenciatura en francés.
El déficit presupuestario en Nevada ha hecho salir reiteradamente a los trabajadores y a los estudiantes a las calles para reclamar contra los ataques a su nivel de vida. Desde el pasado mes de marzo las protestas se suceden a diario.
En las últimas semanas, los administradores de las Escuelas comunitarias del condado de Plymouth, al oeste de Detroit, han enviado a los maestros 269 notificaciones de despido. Algunos de ellos podrían ser recontratados después de una reestructuración masiva, pero cientos de personas se quedarán sin trabajo.
La Fiegel Elementary School, la escuela con mayores posibilidades de enfrentar un cierre, es el hogar de muchos estudiantes de familias de bajos ingresos que viven cerca. Si la institución se cierra, los padres y los educadores se verán obligados a encontrar maneras de transportar a los niños a una de las cuatro escuelas del área circundante. Las relaciones de larga data entre los estudiantes, padres, maestros y el personal quedarán divididas.
En la cercana Ann Arbor, sede de la Universidad de Michigan, el distrito escolar enfrenta recortes de presupuesto por $ 15.1 millones para el año escolar 2011-2012. La administración planea despedir a alrededor de 70 maestros, eliminar el transporte para estudiantes de secundaria, cortar la financiación de los programas deportivos, unificar varios trabajos de administración y despedir a los custodios.
Según el plan del gobernador de Michigan, Rick Snyder, el presupuesto de educación reduciría el gasto por alumno de las escuelas K-12 por un monto total de $ 470 dólares cada uno -una combinación de $ 300 dólares en cortes estatales y $ 170 dólares en fondos federales. Esto equivale a un descenso del 8 al 10% de la financiación para la mayoría de los distritos en el Estado. La Cámara de Representantes de Michigan propone hacer recortes aún mayores. Bajo ese plan la financiación total federal y estatal se reduciría hasta en 501 dólares por estudiante.
Los legisladores demócratas han planteado algunas objeciones a los recortes que se están preparando, pero se unen a sus colegas republicanos en que las reducciones deben ser hechas. Lo mismo que el partido a nivel nacional los demócratas de Michigan apoyan la "reforma educativa", es decir, a la introducción de salarios basados en el mérito, la revocación de los estatutos de antigüedad docente y la implementación de evaluaciones que permitan identificar las escuelas “fallidas”, que serán cerradas o sufrirán despidos masivos de personal o se transformarán en escuelas “charter”.

El Partido Demócrata, que controla el Ayuntamiento de Detroit, hizo una convocatoria a nuevos recortes. El Consejo propone recortar otros $ 65 millones en el gasto que se agregan a la reducción de 200 millones dólares que figura en el presupuesto presentado en abril por el alcalde David Bing.
Entre las áreas seleccionadas se encuentran el transporte público, los bomberos y la policía. El presupuesto también contiene enormes reducciones de financiación a las instituciones culturales de Detroit como el Instituto de Artes de Detroit (DIA), el Museo Histórico de Detroit y el Museo Charles H. Wright de Historia Afroamericana.

Los demócratas de Illinois, que controlan ambas Cámaras de la Asamblea General, están de acuerdo en que el déficit del Estado se ejecutará principalmente a través de recortes al sistema de salud, a la educación, sobre la indemnización de los trabajadores y en la ayuda a los municipios.
La Cámara también intenta reducir los pagos a los hospitales de Medicaid por un monto de $ 463 millones, lo que tendrá un efecto devastador en muchos hospitales. También se prevé, aunque es parte de otro proyecto de ley, la reducción de los honorarios pagados a los proveedores médicos para el tratamiento compensatorio de las lesiones de los trabajadores.
El vocero demócrata de la Cámara, Michael Madigan, despreciando a los muchos trabajadores que se lesionan en sus tareas, dijo: "hoy en día la compensación a los trabajadores es un club entre los médicos, los abogados y a veces los sindicatos que no está trabajando en el mejor interés del trabajador lesionado. Creo que debe ser cambiado".
Por su parte los legisladores de Florida votaron el viernes 13 de mayo a favor de poner un tope a los pagos a Medicaid, proveedores del sistema de salud, reemplazando el actual sistema de reembolsos de pagos por servicio. La legislación va a modificar profundamente la calidad y disponibilidad de la atención médica de 2,9 millones de beneficiarios estatales de Medicaid.
Esta medida es el plan más radical propuesto por cualquier Estado hasta ahora, articulado por la élite dirigente con la finalidad de liquidar a Medicaid, el programa de seguros de salud para los pobres financiado por la articulación de las instancias estatal y federal. Los defensores del proyecto de ley afirman absurdamente que el nuevo sistema ahorrará al Estado $ 1.100 millones de dólares sin afectar la calidad o la disponibilidad de la atención.

En Pennsylvania, a raíz de la brutal propuesta de presupuesto 2011-2012 del gobernador Tom Corbett, que elimina $ 1.2 mil millones de dinero de la educación pública, el distrito escolar de Filadelfia debe enfrentar ahora un déficit de 629 millones dólares.
El Distrito Escolar ha respondido que deberá aumentar la cantidad de alumnos por clase, redimensionar las clases de arte y humanidades, sustituir los programas de kindergarten de día completo por programas de medio día y despedir a 3.820 empleados. El transporte en autobús y también desaparecerán los pases SEPTA para 45.000 estudiantes de las escuelas públicas y privadas.
El distrito entregó algunos de sus edificios a los operadores de escuelas "charter" y varias de ellas se transformaron en "Academias Promesa" (Promise Academies) que reciben fondos adicionales para pagar por jornadas escolares más largas, más años de escuela y trabajar los sábados. Sin embargo, incluso estas escuelas se verán afectadas por recortes de $ 200 por estudiante.
Al mismo tiempo el gobernador concesionó más tierras estatales a la expansión de la industria del gas natural e incluso ha sugerido que para compensar los recortes a las universidades estatales éstas abran sus sedes a las empresas de gas natural. Seis de las 14 escuelas del sistema estatal se encuentran en terrenos sobre la pizarra Marcelo, la formación de roca subterránea que es el foco de desarrollo energético en Pennsylvania. Corbett ya recibió $ 1 millón de dólares en fondos de campaña de la industria del gas natural.
El 16 de mayo, Jerry Brown, gobernador demócrata de California, dió a conocer su proyecto de presupuesto conocido como “la revisión de mayo”, donde se esfuerza por cerrar el déficit mediante medidas fiscales regresivas contra la clase obrera por un monto de $ 9,1 mil millones.
El gobernador amenazó con poner en práctica miles de millones más en recortes a la educación K-12 y a otros servicios sociales si sus propuestas fiscales no son aprobadas. Al mismo tiempo plantea miles de millones de dólares en reducciones de impuestos a las corporaciones.

Estas nuevas medidas se suman a los más de $ 8 mil millones en recortes ya aprobados por la legislatura en lo que va del año. Estos recortes, aprobados con el apoyo de los demócratas del Senado en marzo pasado, incluyen: $ 1 mil millones de CalWorks, el programa de bienestar de California para el trabajo; 1,7 mil millones dólares de prácticas médicas, el programa estatal de seguro de salud para los residentes pobres y $ 1.4 mil millones en educación superior. La mano de obra estatal también se redujo en 5.500 empleos y 70 parques estatales fueron cerrados.
En este desolador panorama solo sobresale Vermont que se convertirá en el primer estado en ofrecer un sistema de salud de pagador único, lo cual deja fuera a las empresas de seguros de salud, la principal causa del aumento de los costos de salud en Estados Unidos. En un sistema de pagador único pueden operar tanto proveedores de salud públicos como privados, como siempre lo han hecho. Pero en lugar de que el paciente o la empresa de seguro de salud del paciente pague por el servicio, lo hará el Estado. Básicamente significa que habrá Medicare para todos: se extiende ese derecho a toda la población.
Se puede hacer, incluso en medio de la crisis, incluso dentro del capitalismo. Porque el objetivo de los planes de ajuste que recorren todo Estados Unidos no es reducir el déficit fiscal, sino asestar un golpe político estratégico contra la clase obrera americana, a fin de preservar e incrementar su tasa de ganancia en cualquier escenario posible.

viernes, 10 de junio de 2011

Mejor no vivir en el "primer mundo" X: ajustes en todo EE.UU


Sobre fin de mayo, el gobierno de Obama dio a conocer detalles de su plan para recortar drásticamente las regulaciones sobre las empresas, como parte del esfuerzo para eliminar todas las restricciones a las grandes empresas con fines de lucro.
El esquema de desregulación de la Casa Blanca fue anunciado inicialmente en enero, como parte del giro hacia la derecha de la administración a raíz de las elecciones de 2010. Este cambio incluye un acuerdo alcanzado en diciembre para extender los recortes de impuestos a los ricos. El lanzamiento del primer tramo de la desregulación propuesta presenta a la Casa Blanca dedicándose a negociaciones encaminadas a reducir drásticamente los programas federales de atención a la salud.
La sede para el anuncio de la Casa Blanca era casi tan importante como los detalles. La propuesta inicial fue hecha en enero en un artículo de opinión de Obama en el Wall Street Journal. Esta semana, Cass Sunstein, el administrador de la Oficina de Información y Asuntos Regulatorios, ha anunciado en otro artículo del Journal la celebración de un examen de todos los reglamentos durante cuatro meses.
Sunstein continuó el artículo del Journal con un discurso en el derechista American Enterprise Institute, conocido por su oposición vociferante a cualquier restricción a la élite empresarial y financiera. Sunstein comenzó elogiando el "excelente trabajo sobre la política de regulación que se ha hecho en el IEM durante muchos años".
Al igual que con el anuncio anterior de Obama, los comentarios de Sunstein se hicieron eco de toda la retórica estándar anti-reglamentaria de la ultraderecha. Sunstein escribió en el Journal que Obama pidió "una revisión sin precedentes en todo el gobierno de los reglamentos que ya están en los libros para que podamos mejorar o eliminar aquellas regulaciones que están fuera de fecha, que son innecesarias, que representan una carga excesiva o están en conflicto con otras reglas".
Treinta agencias federales han hecho propuestas para eliminar o modificar cientos de regulaciones. Sunstein agregó que ese trabajo tenía el objetivo de "salvar los dólares del sector privado [es decir, los beneficios, las empresas y los bancos] y desbloquear el crecimiento económico mediante la eliminación de regulaciones injustificadas".
Aunque los detalles son aún incipientes, la desregulación tendrá un impacto significativo en la seguridad pública. Una de las propuestas, por ejemplo, según Sunstein es "eliminar la obligación de muchos Estados que exigen sistemas de recuperación de vapores en las gasolineras locales para evitar la contaminación del aire, debido a que los vehículos modernos ya utilizan eficaces tecnologías de control de la contaminación". Por supuesto no todos los vehículos que circulan en las rutas se incluyen en esta categoría.
Otro aspecto de la unidad anti-regulación se centrará en la Seguridad y Salud Ocupacional (OSHA), responsable de supervisar la seguridad y las lesiones. Sunstein dijo en el American Enterprise Institute que las nuevas normas "eliminarán más de 1,9 millones de horas anuales de carga redundante de información a los empleadores y ahorrarán más de $ 40 millones en costos anuales. Las empresas ya no cargarán con la obligación de llenar formularios innecesarios del gobierno".
Esta afirmación –de que las empresas tienen una carga de regulaciones innecesarias relativas a seguridad en el trabajo- es una ficción absoluta. De hecho, en Estados Unidos las lesiones en el lugar de trabajo son sistemáticamente no reportadas. Como se detalla en la investigación reciente sobre el desastre de la mina Upper Big Brach, que mató a 29 operadores de carbón en abril de 2010, las empresas violan rutinariamente las precauciones básicas de seguridad, poniendo diariamente en peligro la vida y la seguridad de los trabajadores. Los organismos gubernamentales encargados de inspeccionar los lugares de trabajo son notoriamente insuficientes y las regulaciones existentes se aplican mal.
El informe de la AFL-CIO llamado “Muertos en el trabajo", de 2011, señala: "en el 2009, según datos preliminares de la Oficina de Estadísticas Laborales, 4.340 trabajadores murieron en el lugar de trabajo, un promedio de 12 trabajadores todos los días- y se estima que 50.000 murieron a causa de enfermedades profesionales. Se informaron más de 4,1 millones de lesiones relacionadas con el trabajo y las enfermedades, pero este número subestima el problema. La cifra real de lesiones en el trabajo es de dos a tres veces mayor -cerca de 8 a 12 millones de lesiones y enfermedades laborales cada año.
"El número de inspectores de trabajo es muy insuficiente. La Ley Federal de Seguridad y Salud Ocupacional (OSHA) y los planes estatales de OSHA tienen un total de 2.218 inspectores (925 federales y 1293 inspectores del Estado) para inspeccionar los 8 millones de puestos de trabajo que están bajo la jurisdicción de la Ley OSHA. La OSHA federal puede inspeccionar los lugares de trabajo en promedio una vez cada 129 años, los planes estatales de OSHA puede inspeccionarlos una vez cada 67 años. Con el nivel actual de los inspectores federales y estatales de OSHA ésta puede proporcionar un inspector por cada 57.984 trabajadores".
Sunstein hizo hincapié en que la normativa será el producto de la discusión estrecha con las empresas afectadas. "El presidente hizo un compromiso sin precedentes para promover la participación pública en el proceso de reglamentación", subrayó a la AEI. Las regulaciones también serán objeto de un estricto análisis costo-beneficio, es decir, van a medir los beneficios sociales contra el impacto monetario de las normas sobre las ganancias corporativas. El reglamento procederá "sólo sobre la base de una determinación razonable de que los beneficios justifican los costos", agregó.
En los comentarios de Sunstein estuvieron notoriamente ausentes toda referencia a la serie de desastres ocurridos en los últimos dos años como resultado de las fechorías corporativas, en los que los organismos reguladores funcionan como poco más que auxiliares de la empresa y de los intereses financieros que supuestamente deben supervisar.
Además de la explosión en Upper Big Branch, hay que incluir el colapso financiero de 2008, producto de la especulación desenfrenada de los gigantescos bancos y fondos de cobertura, el vertido de petróleo de BP en abril de 2010, que desató el peor desastre ambiental en la historia de EE.UU. y toda una serie de retiros de alimentos como resultado de prácticas inseguras en la agricultura.
La desregulación inicial sólo pretende ser un primer paso. Ellas son "el inicio de un proceso en curso", escribió Sunstein en el Journal. "Nuestro objetivo es cambiar la cultura reguladora de Washington preguntando constantemente qué es lo que funciona y qué es lo que no".
En su discurso ante el American Enterprise Institute contrastó explícitamente "lo que sabemos ahora" acerca de las regulaciones del período del New Deal en la década de 1930 y los programas de la Gran Sociedad de la década de 1960. Las implicancias eran claras: las restricciones a las empresas con fines de lucro que se pusieron en marcha en aquel entonces deben ser ahora objeto de eliminación.
"El anuncio de los planes de hoy es, sin duda, un momento decisivo", concluyó. "Pero es sólo el comienzo".

jueves, 9 de junio de 2011

Mejor no vivir en el "primer mundo" IX: ajustes en Florida


Los legisladores de Florida votaron el viernes 13 de mayo a favor de poner un tope a los pagos a Medicaid, los proveedores del sistema de salud, reemplazando el actual sistema de reembolsos de pagos por servicio. La legislación va a modificar profundamente la calidad y disponibilidad de la atención médica de 2,9 millones de beneficiarios estatales de Medicaid.
La medida es el plan más radical propuesto por cualquier Estado hasta ahora y articulado por la élite dirigente para liquidar a Medicaid, el programa de seguros de salud para los pobres financiado por la articulación estatal y federal. Los defensores del proyecto de ley afirman absurdamente que el nuevo sistema ahorrará al Estado $ 1.100 millones de dólares sin afectar la calidad o la disponibilidad de la atención.
Florida gasta actualmente alrededor de $ 22 mil millones anuales en pagos de Medicaid, de un presupuesto total de 69,7 mil millones de dólares. Mientras el gobierno federal paga actualmente casi el 60% de todos los reembolsos, es casi seguro que esta cifra se contraerá en el futuro próximo. El programa abarca a casi un tercio, 27%, de los niños del Estado.
El proyecto fue inspirado en un programa piloto iniciado en 2006 en el que cinco condados forzaron a la mayoría de los beneficiarios de Medicaid a ingresar en las HMO (Organizaciones de Mantenimiento de Salud) con fines de lucro y en las redes de proveedores. Los pacientes ya no estaban habilitados a buscar el proveedor médico de su elección que sería reembolsado ​​por el programa. En vez de eso, tuvieron que elegir entre una u otra red o HMO y sólo tenían acceso a los proveedores de servicios, incluidos los especialistas, que estuvieran dentro de la red. Esto implicaba un acceso muy limitado a la atención médica en general y en particular a los médicos especializados en determinadas enfermedades y trastornos.
En abril un estudio de la Universidad de Georgetown sobre este programa piloto reveló que el programa restringía el acceso a la atención médica y de hecho de ahorraba dinero. Por ejemplo, una madre soltera le dijo al New York Times que el programa piloto la calificó inhabilitada para cuidar a su hijo de 16 años de edad, quien sufría de distrofia muscular, lesiones de la médula y dolor crónico. El programa piloto la forzó a elegir entre distintos planes privados con fines de lucro que no incluían a ninguno de los terapeutas y doctores originales de su hijo y excluían la cobertura de los tratamientos necesarios.
El estudio de Georgetown encontró que muchos médicos y proveedores de servicios de los HMOs, simplemente se fueron del Estado por completo debido a las bajas tasas de reembolso. Cuando uno de los principales HMOs dejó el condado de Duval, cerca de Jacksonville, Florida, un 55% del condado de los beneficiarios de Medicaid se quedaron temporalmente sin ningún tipo de plan médico, antes de ser trasladados a otros sistemas de baja calidad. El programa piloto vence el próximo 30 de junio.
Según los proyectos de ley recientemente aprobados por la legislatura de la Florida se divide al Estado en 11 regiones en las que las HMO y los proveedores de atención médica compiten entre sí por la captación de afiliados.
La mayor parte de los ahorros previstos, y las estimaciones varían ampliamente, provendrían de la limitación de los pagos a los proveedores, en sustitución del sistema de pago por servicio. Las restricciones contables están moviendo la toma de decisiones médicas desde el consultorio del médico hacia las salas de juntas de las empresas.
Otros beneficiarios de Medicaid que se verán afectados son los residentes de hogares de ancianos y de otras instalaciones de cuidado en vivo. La propuesta actual podría implicar el traslado de las dos terceras partes de estos pacientes a programas de atención domiciliaria con menos recursos y menos servicios disponibles.
Otras probables medidas del gobernador Rick Scott incluyen exigir una prima mensual de $ 10 para los beneficiarios de Medicaid y otra consiste en exigir $ 100 dólares de co-pago para visitas no urgentes a la sala de emergencias.
Esta última propuesta aparentemente está diseñada para desalentar el uso de la sala de emergencias y fomentar los controles de rutina. El resultado será un número incalculable de muertes a causa de la pobreza, porque los pobres tienen muchas más probabilidades de posponer la atención médica debido a las altas tasas, o por la dificultad en acudir a las citas por la falta de un transporte adecuado o por no tener un horario flexible de trabajo. En consecuencia, los pobres ven a las salas de emergencia como las proveedoras del primer y último recurso.
Estas propuestas y otras en la misma dirección, requieren la aprobación del Centro del gobierno federal para Medicare y Medicaid (CMS). Prácticamente desde su asunción en enero, el gobernador Rick Scott ha mantenido un intercambio de cartas con la CMS y con la secretaria de Salud y Servicios Humanos, Kathleen Sebelius, argumentando su caso para reducir radicalmente los servicios en nombre de la "libertad de elección" y el ahorro de costos.
El programa Medicaid es financiado por dinero del Estado que se corresponde con fondos federales. Para que los Estados reciban fondos federales, deben cumplir ciertos criterios que faciliten el acceso a la atención. El gobierno de Obama, al igual que la administración Bush, dependen en gran medida de los gobiernos estatales para reestructura cómo los programas públicos de atención de la salud se administran a fin de realizar recortes a los desembolsos federales. Por esta razón, la legislación de la Florida es una guía para los estados del país. Durante la última década prácticamente todos los Estados de la nación han introducido algunas medidas para reducir los servicios médicos, haciendo más estrictas las normas de elegibilidad y privatizando el gerenciamiento de casos.
Ahora se espera que el gobernador Scott firme los proyectos sujetándose a la ley, ya que él mismo se presenta como un hombre de negocios, partidario de una industria de la salud con fines de lucro y defensor de la privatización. Los detalles exactos del programa, que aún no han concluido, en colaboración con el gobierno federal, sin duda servirán para canalizar el dinero de los impuestos hacia las arcas de las compañías de seguros de salud y limitarán el acceso a la atención médica de los sectores más vulnerables de la población.
Al igual que con la reforma federal del sistema de salud, la élite financiera insiste en que ellos deben recibir una porción mayor de la riqueza social, incluso si se condena a segmentos enteros de la población a una vida poco saludable y a una muerte temprana.

miércoles, 8 de junio de 2011

Una cicatriz que supura en el Uruguay


Con los ojos en el alma de los uruguayos que no quieren cargar con el agobio de la injusticia, un periodista oriental, Álvaro Pérez García, editor del prestigioso periódico Brecha, realiza aquí un análisis tan lúcido como angustioso después del fracasado intento de anular la ley de caducidad pues vislumbra el futuro como una cicatriz que supura. Y, como muestra contraria, el ejemplo de la Argentina.

Hace años que vamos a la marcha contra la impunidad, o por los desaparecidos, o por la verdad, o por la justicia y la memoria. Hace años que transitamos serena y reflexivamente por esa avenida (la más triste del mundo en estas ocasiones) con la esperanza de que algún día será.

No es que nos complazca o nos regodeemos en el dolor, no somos sádicos ni orgullosos sufridores. Hace años que el tema nos agobia y nos cansa, que sentimos que queremos dejar verdaderamente atrás ese simulacro de un entierro.

Pero no nos dejan, porque primero un plebiscito y luego otro y ahora el finísimo entramado jurídico y legal siempre dejaron a salvo, contradicción profunda si las hay, la aplicación ilegal de la norma más penosa con que cuenta Uruguay.

Este 20 de mayo caminamos heridos, casi derrotados, porque nos dimos cuenta de que justo el Frente Amplio se embarcó desde que gobierna en 2005 en la aplicación del resquicio de toda una ley inaplicable.

Usando una metáfora que a Tabaré Vázquez no le desagradaría, mantuvimos con vida un cuerpo casi muerto con la ayuda de un inhalador.

Se encontraron unos restos (o las Fuerzas Armadas lo permitieron), fueron presos unos militares, se jugó hasta el hartazgo con Macarena Gelman, que le sigue poniendo el cuerpo a la búsqueda de sus padres muertos.

Se pretendió que la población entrara en la retórica minuciosa de los términos legalistas: derogación, anulación, revocación, impugnación, prescripción; términos todos que al fin y al cabo no hicieron más que confundir y alejar de la sustancia del asunto a miles de uruguayos, y que enrollaron por años a constitucionalistas y políticos: a aquellos a quienes les servía la confusión y a aquellos que mientras se iban enroscando en su propia trampa olvidaban, otra vez, la sustancia del asunto (el Frente Amplio, como partido, más que nadie).

La sustancia del asunto son las viejas que se van muriendo sin poder enterrar a sus hijos y los hijos a los que se les va la vida sin conocer el paradero de sus padres.

Y comenzaron a sucederse declaraciones, marchas y contramarchas y actos y omisiones: el Frente Amplio que en pos de la campaña electoral se olvidó de miles que gestaron su nacimiento y que veían como compromiso ineludible de esa fuerza política que se terminara (como un asunto de ética humanista fundamental) con la ley de impunidad.

La asunción de que al soberano hay que respetarlo a rajatabla (aunque hubiese instalado la pena de muerte, que de hecho, con esta ley, más o menos la legalizó para aquellos años).

Las idas y venidas de la fuerza de izquierda en relación a la ley: el canciller presenta el proyecto, el presidente lo desautoriza; el presidente le pide a la fuerza política que no vote para cuidar el plebiscito y luego le pide a (Víctor, diputado) Semproni que sí vote para cuidar la unidad de la coalición; algunos senadores o diputados que no votan porque no es el camino luego reculan porque la fuerza política los mandata, que no porque es convicción personal.

Sólo una imagen siniestra se le viene a uno a la cabeza: parece que la izquierda estuviese jugando a la taba con los huesos de los desaparecidos.

Pero luego de no aprobarse la interpretativa la izquierda vuelve a confundir: que no estamos de acuerdo con la impunidad, que seguiremos luchando.

¿Cuándo? ¿Cuando las Fuerzas Armadas hablen pero a cambio de la impunidad, como lo insinuó el comandante (José Ramón) Bonilla por televisión? ¿Cuando se mueran todos, como lo ha sugerido miles de veces el propio Mujica? Sabido es que los muertos no hablan, salvo en las fantasías de los locos o los supersticiosos, o a través de algunos sueños.

Y entonces se empezó a embarrar la cancha y resurgieron desde las cenizas (con un empujón bien fuerte del Ejecutivo) viejos temores y posibles pactos: los tupas y los militares (y supuestas amenazas de éstos). Y (José Pepe) Mujica que quiere quedar bien con todo el mundo, buscando desesperadamente su ansiada reconciliación nacional pero poniendo el eje, otra vez, en la teoría de los dos demonios y en la lógica de los combatientes cuando ya habíamos superado esa discusión y habíamos llegado a lo irrefutable: que lo que ocurrió en el país entre 1973 y 1984 fue terrorismo de Estado.

Pero no, sale el viejo, justo el día en que se “conmemora” el nacimiento del Ejército (otra mentira), invocando sus cananas y salvando a las futuras generaciones… de militares.

Mientras, las viejas allí, calladitas, con los rostros de sus hijos sonrientes o pensativos perpetuados en la muerte para siempre.

Cosa extraña la de la hermandad y la unidad de un pueblo en temas como éste, como si de pronto se pudieran borrar las fronteras políticas e ideológicas, o una concepción del mundo (de eso se trataba ser de derecha o de izquierda, pensábamos).

Se suponía que aquí no había negociación posible y se supone que cualquier fuerza política dispuesta debe echar por tierra (con el apoyo de los sufragantes que votaron un programa que incluía desterrar la ley) un panorama injusto, inconstitucional o directamente contra natura de lo estrictamente humano.

Seguramente lo estrictamente humano no se correspondía con el aparataje jurídico que finamente se tejió por años y la ley interpretativa que la semana pasada (por la del 20 de mayo) no se votó era imperfecta y sería denunciada, interpelada, apelada, declarada (o no) inconstitucional, pero el Frente Amplio se perdió la oportunidad de darles a sus votantes un elemento simbólico del que agarrarse, una señal.

Ésa que los más “puros” (uy, qué demodée la palabra ante la real politik) esperaban, y no la que el presidente, siempre yendo y viniendo, confundiendo a propios y ajenos, les espetó en sus caras: los únicos derechos humanos que importan son los que se garantizan mediante la continuidad electoral del Frente Amplio.

Se intuye y se siente en la calle que miles de los más fieles, hasta ahora, piensan lo contrario: no vale ningún partido si pasa por encima de convicciones filosóficas muy profundamente arraigadas. Pero empiezan otros cálculos, los político-electorales. Ya piensan muchos de izquierda: qué hacer ante la posibilidad de un otro ( Juan María) (¿ Bordaberry?) o el Frente Amplio.

Finalmente terminaremos votando al Frente, piensan resignados algunos. Otros no (tal vez miles): ésta no la llevo, no puedo llevarla.

Los que abogan por cerrar páginas y heridas podrían mirar más allá de sus propias chacras y ver, por ejemplo, cómo es que ahora, después de 40 años de dictadura de Franco en España y otras décadas de democracia, son los nietos o los bisnietos quienes buscan la verdad.

La verdad no como término hueco o manido sino como una cicatriz que supura muchísimos años después a través de los familiares directos o de una generación que quiere saber qué paso y dónde están los republicanos asesinados.

* El ejemplo del otro lado del río

O más cerca aun: se puede mirar al otro lado del río y ver que sin proclamarse directamente de izquierda, uno de los primeros actos de Néstor Kirchner fue descolgar de la Casa Rosada el retrato de Videla y anular, sin permiso y en contra de una fuerza militar feroz y una derecha mucho más poderosa que la nuestra, las leyes de obediencia debida y de punto final.

Y sanseacabó: se comenzó a enjuiciar a los responsables (a troche y moche), a recuperar la memoria, a saber la verdad.

Y desde ahí comenzaron (más allá del estilo: populismo, peronismo, cientos de zapatos de la presidenta o lo que quieras) a bregar por otros derechos y otras causas, seguramente emparentadas con la memoria de los desaparecidos: se opusieron a los poderosos del campo (a los más ricos, muchos emparentados con la dictadura), crearon una ley de medios (se opusieron entonces también a los poderosos de la prensa: Clarín, por ejemplo, también parientes del terrorismo de Estado), aprobaron el matrimonio homosexual (contra la Iglesia de punta, tan emparentada también).

Realizaron o lo intentaron, sin vociferar ideología (o vociferándola, da igual) cambios profundos en cuestiones que tienen que ver con los derechos humanos y las luchas sociales: se pusieron, en muchos aspectos, de un lado, tomaron partido, jugaron en serio.

Escuchar a los jóvenes, sugeríamos la semana pasada en una nota en Brecha.

Pero los viejos “combatientes” parecen estar pensando sólo en ellos.

No todos los jóvenes, claro, ni todo el país, mucho menos, están atentos a los devenires de la ley de caducidad. Pero sí una buena porción que mañana, o ya hoy, son los que están trabajando inteligentemente por el país, los que encontraron una causa con la que arroparse, los que dicen sin pudor la palabra “justicia”.

“Sólo se trata de justicia”, dijo un muchacho en medio de la marcha, mientras un veterano enojado gritaba “¿Dónde estás, Pepe? Escuchá a tu pueblo” y otro lo mandaba a callar porque “no es el momento”.

En la cobertura referida una muchacha de nombre Clara hablaba provocativamente de que los de-saparecidos (o los encarcelados, o los exiliados, que no sólo fueron los “combatientes” tupamaros, recordémoslo todos) se han transformado en un ícono, que ya nadie habla de por qué lucharon o más bien que ya nadie recuerda esas palabras perdidas: sueños, transformación, reparto de riquezas, justicia.

Y a uno se le antoja entonces pensar en por qué el silencio justo ahora, o por qué no el derecho a gritar después de tantos años de silencio y de algunos de un gobierno de izquierda.

¿Por qué no decir en voz alta, como dijeron tantos en la marcha o en las mesas familiares y de amigos, que se sienten traicionados, “llenos de rencor”, asqueados de tanta vuelta jurídica, decididos algunos de los más viejos (de esos que fundaron el Frente Amplio) a abandonar la fuerza partidaria que apoyaron durante 40 años y decepcionados muchísimos de los más jóvenes que creyeron que la justicia y la política podían ir de la mano.

Un golpe fuerte para ambas inocencias, para dos poesías confluyentes, para un reclamo esencial.

Tan esencial que un muchacho de 20 años puede definirlo en un enunciado acorde con la historia: “acá hubo golpe de Estado, desapariciones, la gente iba presa por ser sindicalista o por lo que fuera. Torturaron, violaron mujeres, le dieron palos a todo el mundo. Todo cuando los tupas ya no existían. No me importan los tupas ni los militares ni las miles de vueltas con las leyes, lo único que me importa es sentir que vivo en un país en el que se hizo justicia. Y eso sólo se logra si los responsables pagan por los crímenes”.

Ahora la cosa va a seguir y aparecerán de nuevo las palabras que enredan: derogación, pronta prescripción, incompatibilidad, ilegalidad; palabras que se leerán según cada biblioteca.

Mientras tanto, las viejas se nos morirán, miles de jóvenes y militantes de toda la vida habrán sufrido el golpe de una gran desilusión y los desaparecidos continuarán siendo la verdadera mochila que habrá que seguir cargando.

martes, 7 de junio de 2011

Mejor no vivir en el "primer mundo" VIII: ajustes en Detroit


El Partido Demócrata, que controla el Ayuntamiento de Detroit, hizo una convocatoria a nuevos recortes salvajes para esta semana. El Consejo propone recortar otros $ 65 millones en el gasto que se agregan a la reducción de 200 millones dólares que figura en el presupuesto del alcalde David Bing del mes pasado.
Entre las áreas seleccionadas se encuentras el transporte púbico, así como el área de bomberos y la policía. El presupuesto también contiene enormes reducciones de financiación a las instituciones culturales de Detroit como el Instituto de Artes de Detroit (DIA), el Museo Histórico de Detroit y el Museo Charles H. Wright de Historia Afroamericana.
Los nuevos recortes propuestos se dan en momentos en que la administración Bing sigue adelante con los planes de saquear los fondos de pensiones de los trabajadores de la ciudad. El jueves, la alcaldía anunció que había alcanzado un acuerdo con los dos fondos de pensiones de la ciudad para suspender más de $ 60 millones en pagos. La ciudad le debe dinero a estos fondos por la compensación de $ 2 mil millones de dólares en pérdidas ocasionadas a raíz de la crisis financiera de 2008.
El multimillonario Bing está exigiendo que 10 mil trabajadores municipales de la ciudad otorguen su acuerdo al aumento de los pagos de la asistencia sanitaria y del sistema de pensiones. Está amenazando con hacer uso de las nuevas competencias otorgadas por el Estado de Michigan para traer a un gerente financiero de emergencia que anule los acuerdos de negociación colectiva si los 48 sindicatos de la ciudad no están de acuerdo con los recortes.
El salario de los trabajadores de la ciudad ya es tan bajo que muchos de ellos califican para recibir asistencia pública. En la actualidad el trabajador promedio de la ciudad gana menos de $ 30.000 dólares al año.
Los ataques contra los trabajadores de la ciudad y los servicios de la ciudad se lleva a cabo en el marco de un asalto a los empleados públicos en todo el Estado. El martes, el Senado de Michigan, controlado por los republicanos aprobó una ley que limita a 80% el monto con que los gobiernos del condado y de la ciudad, así como las escuelas públicas, pueden contribuir a las primas de cuidado de la salud a partir del 1° de enero 2012. El proyecto de ley pasó a la Cámara de Representantes, donde se espera la aprobación.
La semana pasada la legislatura de Michigan suprimió el impuesto sobre actividades económicas del Estado, mientras aumentó los impuestos sobre los trabajadores y jubilados. La medida va a ayudar a las empresas de Michigan por un valor aproximado a los 1,7 mil millones de dólares anuales, mientras que por primera vez se van a gravar las pensiones de jubilación y se van a recortar muchos créditos fiscales para los trabajadores, tales como el impuesto a la propiedad y el crédito por ingreso.
La crisis presupuestaria que enfrentan los gobiernos estatales y locales se debe tanto a la crisis económica provocada por la imprudente especulación de Wall Street como a las políticas de reducir los impuestos a los ricos, adoptadas por los sucesivos gobiernos demócratas y republicanos.
El más reciente prospecto de impuestos para las empresas agrava aún más la crisis del presupuesto estatal, impulsando más ataques a los programas de educación y sociales.
El presupuesto propuesto por el Consejo de la Ciudad de Detroit recorta otros $ 7,4 mil millones del déficit crónico de financiación del Departamento de Transporte de Detroit y $ 4.4 mil millones del People Mover, el sistema de recirculación del centro. El Departamento de Bomberos de Detroit, que ya sufre de una extrema falta de recursos, está programado para un recorte adicional de 6,6 mil millones de dólares.
El Departamento de Transporte de Detroit ya se enfrenta a la amenaza de cortes profundos, incluida la eliminación de tres rutas de autobuses y la restricción del servicio de 24 horas y la reducción del servicio de fin de semana. Los cortes significarán aún más dificultades para el 25% de los residentes de Detroit que no tienen automóviles y para miles de estudiantes que confían en el transporte de autobús.
El presupuesto va a diezmar la ya escasa financiación para el arte y las instituciones culturales de la ciudad. El Museo Histórico de Detroit verá declinar su financiación a solo $ 112.000 de los $ 450.000 anteriores, y la DIA tendría sólo 125.000 dólares, por debajo de los $ 500.000 anteriores. En 2009 la DIA llevó a cabo una reducción del 20% de la plantilla, eliminando completamente a 56 puestos de tiempo completo y 7 puestos de tiempo parcial. Los recortes dieron como resultado la eliminación de los programas públicos y de las exposiciones.
El Museo de Historia Afroamericana perdería la mitad de su presupuesto de 2.000.000 de dólares y el Zoológico de Detroit podría perder totalmente su subsidio de $ 750.000. El popular Mercado Oriental está programado para perder la mayor parte de una subvención anual de 265.000 dólares. Solo habrá dinero para eventos especiales, reparaciones e infraestructura básica, tales como alumbrado público.
En un desarrollo separado, la Biblioteca Pública de Detroit Viernes retiró un plan para cerrar hasta 10 de 23 ramas y efectuar decenas de despidos de personal. Funcionarios de la Biblioteca afirmaron que los recortes propuestos se basaban en una interpretación errónea de las proyecciones de recaudación de impuestos y a la falta del factor ahorro en la eliminación de 70 puestos de personal debido a la jubilación y los despidos de esta primavera. En una audiencia pública de principios de semana el personal y los usuarios de la biblioteca denunciaron los planes de cierre.

lunes, 6 de junio de 2011

Mejor no vivir en el "primer mundo" VII: ajustes en Nevada


Actualmente Nevada lidera los indicadores estadounidenses de desempleo, bancarrotas y ejecuciones hipotecarias y tiene un déficit presupuestario que asciende al 54% del presupuesto total del Estado, el porcentaje más alto de la nación. Esto apunta, inevitablemente, en la dirección de los ataques draconianos que harán en los próximas semanas y meses los políticos del Estado a los servicios sociales, la educación, así como a los salarios de los trabajadores, los beneficios y las condiciones de trabajo.
Brian Sandoval, el recientemente asumido gobernador republicano de Nevada, ha propuesto un presupuesto de $ 5.8 mil millones para los próximos dos años, lo que reduciría el presupuesto al nivel de 2007-2008, mientras que los demócratas han respondido con una propuesta de cerca de $ 7 mil millones, pero que no tiene financiamiento en su totalidad. En una y otra propuesta, los cortes principales se llevarían a cabo.
La propuesta presupuestaria del gobernador ha provocado un debate falso entre los políticos del estado de Nevada alrededor de los recortes que ha establecido. Los demócratas del Estado están de acuerdo con los recortes del presupuesto, pero objetan los números de Sandoval. Los demócratas dicen que la propuesta del gobernador no tiene en cuenta la enorme magnitud del déficit y que deberían anunciarse nuevos impuestos.
En suma, los trabajadores de Nevada están a punto de ser maltratados por todos lados ya que los servicios sociales se reducirán hasta los huesos junto con los salarios de los trabajadores públicos, la educación y las prestaciones. Al mismo tiempo, los demócratas presionarán para aumentar los impuestos y las tarifas a los usuarios. Los republicanos de Nevada ya han planteado toda una serie de propuestas reaccionarias, incluso plantean efectuar cambios en las pensiones del gobierno y en los beneficios para la salud, así como en las leyes que rigen los salarios y la negociación colectiva en el Estado.
Sandoval, quien ha sido llamado por los demócratas de Nevada como "el carnicero benevolente" para desviar la atención del hecho de que en lo esencial apoyan los recortes que él ha señalado, se ha propuesto reducir la educación K-12 en $ 270 por estudiante y también un total de $ 162 millones de la educación superior.
El corte a la educación superior ha provocado llamadas de todos los sectores oficiales para limitar o incluso eliminar el sostenimiento de la facultad. El senador estatal Greg Brower, republicano de Reno, comentó sobre la cuestión del sostenimiento, "tenemos que poner el tema sobre la mesa y echarle una buena mirada".
El canciller del Sistema de Educación Superior de Nevada ha declarado que para hacer frente al recorte de Sandoval por 162 millones dólares sólo con despidos implicaría la eliminación de 1.850 profesores y otros puestos de trabajo del personal; para cubrirlo mediante aumentos de matrícula habría que incrementar, en el caso típico de la Universidad de Nevada, Las Vegas (UNLV), las cuotas de los estudiantes desde $ 6.574 a $ 10.744, un incremento de más del 60%.
Los $ 162 millones en recortes presupuestarios equivalen a todo el apoyo combinado anual del Nevada State College, el Great Basin College, el Western Nevada College, la escuela de Leyes de la UNLV, la Facultad de Odontología de la UNLV y casi toda la Universidad de Nevada en Reno, incluida su Escuela de Medicina. A la vista implica la eliminación de programas y departamentos enteros y se habla del cierre de algunos colegios de la comunidad.
Una forma de reducir el gasto en educación que los funcionarios están considerando es la declaración de "restricciones económicas" (similar a una quiebra), lo que reduciría las calificaciones crediticias y en general causaría estragos en el sistema estatal de educación superior, pero permitiría a colegios y universidades desde eliminar los contratos hasta poner fin a la facultad y disponer del personal a su antojo. Los asuntos legales y financieros, así como el freno evidente que esto podría imponer sobre la capacidad para contratar profesores, han dificultado hasta la fecha esta declaración.
Ya se han hecho recortes importantes a la educación superior en Nevada. El presupuesto de la Universidad de Nevada en Reno se ha reducido en $ 44 millones, o 20% desde el año 2009, dando como resultado el despido de más de 100 profesores y empleados y la eliminación definitiva de 400 puestos. Veintitrés programas de licenciatura en el campus de Reno han sido clausurados y la matrícula ya ha aumentado un 28%. Con la nueva propuesta de presupuesto los programas de teatro y danza tienen que ser eliminados, así como el programa de licenciatura en francés. También habrá una reducción significativa en la financiación de la Facultad de Medicina de la Universidad de Nevada, junto con recortes y cierres de otros departamentos.
En la Universidad de Nevada, Las Vegas, se ha hablado de acabar con una serie de programas de grado, así como con departamentos enteros. Hasta el momento el debate se ha centrado en la reducción de los programas que no son rentables o en aquellos con pequeña cantidad de matrícula, que incluyen muchos de los programas de artes liberales.
En cuanto a la educación K-12, cuyos valores de propiedad siguen disminuyendo en Nevada, las tres principales agencias de calificación tomaron acciones negativas en los distritos escolares de la zona en los últimos dos meses, según reportes del Bond Buyer. Eso ocurrió justo cuando el Distrito Escolar del Condado de Clark (que incluye Las Vegas) se dispuso a vender $ 100 millones en bonos de reembolso. El distrito es el quinto más grande de la nación y ya tiene más de $ 4 mil millones de dólares de deuda. El gobernador Sandoval ha dejado en claro su intención de asaltar la reserva de bonos del distrito por valor de $ 300 millones para aliviar la responsabilidad del Estado en la financiación.
Las escuelas públicas de Nevada ya son consideradas como las de peores resultados en la nación. Un profesor de la escuela primaria Judith D. Steele en Las Vegas compara las condiciones en su escuela con las del "Tercer Mundo". Declaró que las aulas en la escuela están llenas de sillas rotas y los libros se mantienen unidos por una cinta.
Los republicanos del estado de Nevada se proponen también atacar los derechos de negociación colectiva de los trabajadores. El senador estatal Brower, por ejemplo, ha declarado: "yo francamente me cuestiono si la negociación colectiva tiene sentido para cualquier empleado del gobierno. Algunas personas en nuestro Estado parecen pensar que es un derecho. No lo es. Es un privilegio".
Bandeja Abney, director de relaciones gubernamentales de la Cámara de Comercio Reno-Sparks, comentó a los medios de comunicación que "la posición oficial de la cámara es que el Estatuto Revisado de Nevada 288 [que cubre a los empleados públicos en la negociación colectiva] no debería existir... No tiene sentido que la gente que elegimos tenga que ir con las manos y las rodillas a rogar concesiones de los sindicatos”. Estas afirmaciones modifican la realidad en su cabeza. Lejos de hacer entrar al Estado en razón, los sindicatos de Nevada han ayudado a poner en práctica ronda tras ronda de recortes de salarios y de prestaciones.
En respuesta a las propuestas republicanas, los dirigentes sindicales en Nevada han recurrido a la demagogia habitual. Danny Thompson, el tesorero secretario ejecutivo de la AFL-CIO de Nevada, dijo: "habrá una revuelta en este Estado si ellos llevan a cabo un acuerdo colectivo para subir los impuestos... Estamos hablando acerca de llevar esta lucha a la calle". Por lo tanto la atmósfera está caliente, considerando el temor de los sindicatos a la movilización de una oposición seria.
Además de atacar los derechos de negociación colectiva y "reformar" las prestaciones de los empleados públicos, los republicanos del Estado han guardado silencio sobre el resto de las medidas reaccionarias que desean sacar adelante en la legislatura.
Sandoval, sin embargo, ha sido vocero de una cuestión: se niega a aumentar los impuestos, que era para todos los efectos la plataforma con la que hizo campaña el año pasado. Sin nuevos impuestos y con la disminución de los ingresos procedentes de impuestos sobre la propiedad, impuestos sobre las ventas y sobre las cuotas de los usuarios, la élite gobernante en Nevada tiene la intención de equilibrar el presupuesto sobre las espaldas de la clase obrera, como sucede en todo el país.
Sandoval pide a los trabajadores del Estado que acepten una reducción salarial del 5% para sustituir los días de licencia que han venido tomando desde 2009, así como también hace un llamamiento a los empleados públicos para que contribuyan más a la jubilación y a las prestaciones médicas. El gobernador también proclamó en su primer informe sobre la dirección del Estado a fines de enero que lo que se necesita es "compartir el sacrificio".
Frente a la crisis económica de Nevada, producto de desenfrenadas políticas de libre mercado, y frente a la delincuencia y la avaricia que se vive en los niveles más elevados, Sandoval dejó claro que el gobierno del Estado no tomaría ninguna acción para ayudar a aliviar la miseria social actual. Dijo: "algunos creen que el gobierno es la única solución a nuestra situación actual, no estoy de acuerdo... La cura ya no es más el gasto del gobierno, sino ayudar a las empresas a crear puestos de trabajo. La clave es conseguir que Nevada trabaje de nuevo".
Con el financiamiento de la educación siendo diezmado y los continuos ataques a los derechos de los trabajadores, esto se traduce en convertir a Nevada en un paraíso de mano de obra con salarios bajos. Cómo y cuándo llegará la cuota de los ricos en este sacrificio, por supuesto, nunca se conoce.
En un mitin en Carson City, la capital de Nevada, Tracy Dupree, quien trabaja en el Departamento de Empleo, Capacitación y Rehabilitación, señaló que los recortes se han sucedido durante demasiado tiempo. "Desde que empecé, alguien ha dicho que tienes que hacer más con menos".
Un trabajador jubilado del sector privado, declaró: "no eran los trabajadores estatales, los maestros o los bomberos quienes han causado esto. Son las grandes corporaciones y los bancos".
El déficit presupuestario en Nevada ha hecho salir reiteradamente a los trabajadores y a los estudiantes a las calles para protestar contra los ataques a su nivel de vida. Desde marzo hubo protestas casi a diario frente a la legislatura de Nevada, pero las protestas por sí solas no va a defender los derechos de los trabajadores o las condiciones de vida, ya que las grandes empresas están trabajando conjuntamente tanto en Nevada como a nivel nacional para asegurarse de que la crisis económica recaiga sobre las espaldas de los trabajadores.